(Reuters).- La presidenta de la , Janet Yellen, defendió hoy un enfoque "pragmático" para la política monetaria de , en medio de la insistencia de miembros más agresivos del banco central para que por los riesgos inflacionarios y la estrechez en el mercado laboral.

En un discurso en una conferencia anual de banqueros centrales en Jackson Hole, en el estado de Wyoming, dijo que el mercado laboral de Estados Unidos sigue frenado por los efectos de la Gran Recesión y la FED debería moverse con cautela a la hora de determinar cuándo subir las tasas de interés.

La funcionaria expresó en detalle el porqué cree que la por sí sola es inadecuada para evaluar la fortaleza del mercado laboral estadounidense y la razón por la que la debe actuar con cautela a la hora de determinar un alza de tasas.

Al mismo tiempo, hizo un guiño a las preocupaciones de algunos responsables de la FED, que están cada vez más preocupados por el sostenido estímulo monetario del banco central.

La tasa de desempleo ha estado cayendo más rápido a lo pronosticado, pero Yellen dijo que la perturbación económica de los últimos cinco años marginó a millones de trabajadores, desalentados o estancados en empleos de media jornada, situaciones que no son capturadas por la tasa de desempleo por sí sola.

Juzgar si la economía está cerca del empleo pleno es "complicado por los cambios en curso en la estructura del mercado laboral y la posibilidad de que la severa recesión haya provocado cambios persistentes en la funcionalidad del mercado laboral", dijo Yellen en el discurso de apertura de la conferencia anual sobre política económica de la FED.

"Las evaluaciones sobre el grado de capacidad ociosa remanente en el mercado laboral necesitan más matices debido a la considerable incertidumbre sobre el nivel de empleo consistente con el mandato dual de la Reserva Federal" de estabilidad de precios y empleo pleno, agregó.

El discurso de Yellen trató de capturar el dilema que enfrenta el banco central. Ella reconoció que hay un riesgo de que la FED pueda confundir el grado de holgura en el mercado laboral y podría tener que mover las tasas rápido para ponerse en línea.

Pero dijo que también hay una probabilidad de que la economía pueda decepcionar o que los conjuntos de trabajadores marginados puedan regresar a la fuerza laboral, aliviando cualquier presión inflacionaria.

"No existe una receta simple para una política apropiada", sostuvo Yellen, y defendió una aproximación "pragmática" que ofrezca espacio a las autoridades de la FED para evaluar los datos mientras se conocen y no comprometerse con un camino predeterminado.

La reacción de los mercados financieros fue mínima, con un pequeño avance de las acciones estadounidenses y del dólar contra el euro.

Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos operaban con pocos cambios.