El Ministerio de la Producción (Produce) fijó en 810 mil toneladas la cuota de anchoveta para la pesca industrial en la zona norte-centro, y autorizó el inicio de la segunda temporada de pesca a partir de noviembre hasta fines de enero del 2013.

Produce adoptó esa decisión ante las recomendaciones del Instituto del Mar del Perú (Imarpe), entidad que en su último informe técnico indica que actualmente la biomasa disponible del recurso llega a las 5.3 millones de toneladas, cifra que no alcanza a cubrir el monto óptimo de biomasa desovante (reproductores) que debe conservarse en el mar para asegurar la reproducción de , que es de seis millones.

Para esta temporada, el reporte además plantea usar como referente el mínimo recomendado de biomasa desovante (reproductores), que es de 4 millones, a fin de poder otorgar una cuota "social" para la industria. Esto, considerando al impacto socio económico que la situación puede causar en los trabajadores de la industria.

indica también que existen dos factores que han incidido en la reducción de la biomasa de anchoveta: la presencia de aguas calientes en el norte y centro del litoral, debido a las ondas Kelvin que han ingresado al mar peruano, y el descarte de anchovetas juveniles en altamar, que ha llevado a que las generaciones de tallas menores de entre 7 y 10 centímetros no existan en las cantidades que se esperaban.

Produce indicó que realizará cruceros y otras prospecciones con el fin de identificar cambios en la cuota establecida y ha dispuesto que se implementará un conjunto de acciones para fortalecer los sistemas de supervisión y vigilancia a toda la cadena que forma la actividad pesquera y el fortalecimiento del control de los desembarques, de los descartes en altamar y de la extracción de ejemplares juveniles de anchoveta (5 a 10 cm).