Yanacocha se allanó. "Ratificamos nuestra decisión de implementar las recomendaciones del peritaje internacional efectuado sobre el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto Conga, y los planteamientos formulados por el señor Presidente de la República", declaró Carlos Santa Cruz, vicepresidente de Newmont para Sudamérica.

A través de un comunicado, dejo bien en claro la posicion de Yanacocha: "Así también reafirmamos que nuestro compromiso es con Cajamarca y con todos los peruanos".

La empresa reconoció la necesidad de asegurar y mejorar el abastecimiento de agua para la población. Aseguró, además, que las referidas obras constituirán la primera actividad que la empresa llevará a cabo.

Santa Cruz indicó: "Compartimos la invocación al diálogo hecha por el Gobierno y por la inmensa mayoría de la sociedad civil en el país".

Y agregó: "La construcción de los reservorios contribuirá a estrechar nuestra relación con Cajamarca y, al mismo tiempo, permitirá mostrar que la minería moderna y responsable puede proteger el medio ambiente y mejorar la calidad de vida de la población, a través del desarrollo económico y de infraestructura".

Sin embargo, el ejecutivo de Newmont sostuvo que, como en cualquier otro proyecto, la continuidad de la inversión dependerá de la viabilidad social, ambiental y económica.

"Por consiguiente, los trabajos de construcción propios del proyecto continuarán si se pueden hacer de una manera social y ambientalmente responsable y que la rentabilidad ajustada al riesgo justifique la inversión futura", argumentó.

Finalmente, Santa Cruz resaltó: "Luego de la revisión del informe final del peritaje, hemos constatado que su principal conclusión es que el EIA del Proyecto Conga ha sido correctamente realizado, cumpliendo la legislación vigente y siguiendo los estándares nacionales e internacionales".

Es más: "El peritaje también constata que el volumen y la calidad del agua superficial y subterránea son los indicados en el EIA, y que las medidas de mitigación adoptadas son adecuadas".