Nueva York (AFP).- El grupo informático estadounidense , bajo presión del inversionista activista Carl Icahn, anunció hoy su escisión en dos compañías independientes que cotizarán en bolsa, una dedicada a la gestión de documentos y la otra a los servicios.

Al término de esta operación, cuyo fin está previsto para fines del 2016, a los delegados de Icahn se les ofrecerán tres de los nueve puestos en el consejo de administración de la segunda empresa.

Anunciada con ocasión de la publicación de los resultados del 2015, este paso marca el término de la estrategia de diversificación puesta en marcha tras la llegada de la directora general del grupo, Ursula Burnes, en el 2009.

En Wall Street, el título del grupo ganaba 2.06% este viernes en las transacciones electrónicas.

Xerox obtuvo un beneficio en el 2015 de US$ 488 millones, contra 1,010 millones en el 2014.

Ajustado por acción, el beneficio fue de 32 centavos, levemente por encima de los 28 centavos esperados por los analistas.

La cifra de negocios fue de US$ 18,050 millones, una caída de 8% respecto al año anterior.

TAGS RELACIONADOS