Módulos Temas Día

Wal-Mart rechazaría pagar US$ 600 millones a gobierno de EE.UU. por caso de sobornos

El minorista estadounidense Wal-Mart habría pagado alrededor de US$ 24 millones a funcionarios del gobierno mexicano para lograr cambios rápidos de zonas, evadir la obtención de licencias y permisos ambientales y mitigar la oposición a la apertura de tiendas.

notitle

Bloomberg.- Wal-Mart Stores Inc. está teniendo problemas con el gobierno de Estados Unidos sobre cómo poner punto final a una larga investigación sobre corrupción en el extranjero.

Las autoridades han propuesto que el minorista más grande del mundo pague por lo menos US$ 600 millones para resolver la investigación del Departamento de Justicia y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) en relación a si sobornó funcionarios de gobierno en mercados que van desde México hasta China e India, de acuerdo con tres personas familiarizadas con el asunto.

El minorista ha rechazado la petición del gobierno, dijeron dos de las personas.

La penalización sería una de las más elevadas en las últimas cuatro décadas bajo una ley estadounidense que prohíbe sobornar a funcionarios en el extranjero para obtener negocios.

Los fiscales han pedido más pruebas de testigos sobre el supuesto pago de sobornos en México, dijeron las personas, lo cual presionó más a la compañía para llegar a un acuerdo.

Algunas de las personas enteradas del asunto dijeron que Estados Unidos podría proponer una sanción muy por encima de los US$ 600 millones.

El gobierno también enfrenta algunos retos. Algunos de los comportamientos que ha estado investigando en México, donde están ubicadas la mayoría de tiendas de Wal-Mart fuera de Estados Unidos, podrían ser muy antiguos como para procesarlos, dijeron las fuentes enteradas del tema.

Las autoridades están trabajando para llegar a un acuerdo con Wal-Mart antes de que la nueva administración se haga cargo en enero, agregaron las personas.

Esto se sumaría a la ola de acciones de cumplimiento que ya han sido anunciadas este año, incluyendo el acuerdo de la semana pasada con Och-Ziff Capital para pagar US$ 415 millones en penalizaciones y multas para concluir una investigación en Estados Unidos por el pago de sobornos en África.

"Como hemos dicho desde el inicio, estamos cooperando plenamente con el gobierno en este asunto y no tenemos más comentarios sobre ese proceso", dijo a través de un correo electrónico el vocero de Wal-Mart, Greg Hitt.

Agregó que el cumplimiento de la compañía de las leyes anticorrupción es una prioridad y que el minorista fue reconocido este año por una subsidiaria de la Bolsa de Valores Nueva York (NYSE) por el mejor programa de gobernanza entre las compañías de elevada capitalización.

Los voceros del Departamento de Justicia y del SEC no quisieron hacer comentarios. El Departamento de Justicia y la SEC ha pasado media década investigando acusaciones de que los representantes de Wal-Mart pagaron a funcionarios de gobierno en los últimos diez años para acelerar el proceso de apertura de tiendas.

La penalización propuesta por las autoridades estadounidenses toma en cuenta las ganancias que Wal-Mart obtuvo con las tiendas que pudo abrir rápidamente tras presuntamente sobornar a funcionarios para acelerar la obtención de permisos de construcción y de otro tipo, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque el asunto es confidencial.

Wal-Mart reveló las posibles violaciones en México al Departamento de Justicia y la SEC en noviembre del 2011.

Al año siguiente el diario New York Times proporcionó detalles sobre los alegatos de que el minorista pagó alrededor de US$ 24 millones a funcionarios del gobierno mexicano para lograr cambios rápidos de zonas, evadir la obtención de licencias y permisos ambientales y mitigar la oposición a la apertura de tiendas, convirtiendo a Wal-Mart en la empresa del sector privado con más empleados en el país.

Leer comentarios ( )