Francfort (Reuters).- La automotriz alemana Mercedes-Benz sufrió en julio su primera caída mensual en volumen de ventas este año, lo que sugiere que una amplia desaceleración en grandes mercados como China y Alemania está comenzando a golpear la demanda de autos de alta gama.

Las ventas de la marca de de Daimler bajaron un 3.1%, a 97,327 vehículos en julio, tras una caída de la demanda en China de alrededor de un 1%.

Incluso en Alemania, el más grande y más lucrativo de Europa Occidental, las ventas bajaron alrededor de un 11%.

Gracias a tasas mensuales de crecimiento de ventas que variaron desde 0.9% en junio hasta 20.3% en febrero, en los primeros siete meses del año las ventas crecieron un 5.5% a 750,251 vehículos.

"Pese a muchos cambios inminentes en modelos y las difíciles condiciones de mercado en la parte sur de Europa, en lo que va del año seguimos creciendo y estamos en camino para alcanzar un récord de ventas en el 2012 que tendrá un impulso especial con nuestro nuevo Clase A, que sale a la venta en septiembre", dijo el viernes en un comunicado el jefe de ventas de Mercedes, Joachim Schmidt.

Mercedes-Benz, la más pequeña de las tres automotrices de lujo alemanas las otras dos son BMW y Audi dijo la semana pasada que la finlandesa Valmet Automotive construirá más de 100.000 unidades de su compacto Clase A desde el 2013 al 2016 para ayudarla a resolver restricciones de capacidad productiva.