Berlín (Reuters).- Las ventas del grupo alemán Volkswagen fueron casi planas en agosto, mientras la automotriz más grande de admitió "condiciones difíciles" por la contracción en sus principales mercados.

Las entregas aumentaron hasta 0.1% a 720,400 autos el mes pasado, mientras que las ventas de ocho meses subieron 4.5% a 6.17 millones de unidades, informó el fabricante con sede en Wolfsburgo.

El avance del 0.1% implica el mes de ventas más débil en lo que va del año para el gigante alemán que también incluye a la división de coches de lujo y al productor de autos deportivos .

Las entregas en conjunto del grupo en Europa cayeron 3.3% en los primeros ocho meses del año a 2.39 millones de vehículos, dijo VW.