Módulos Temas Día

Venta de gasoducto peruano de Odebrecht a Sempra se trunca por "divergencias comerciales"

El proceso de venta del proyecto de al menos US$ 5,000 millones entre Odebrecht y el grupo Sempra y Tecpetrol estaba en su última etapa.

Foto: Odebrecht

Reuters.- La venta del 55% de participación de la brasileña Odebrecht en un proyecto de gasoducto en Perú al consorcio liderado por Sempra se truncó por "divergencias comerciales", dijo el miércoles a Reuters una fuente ligada a las negociaciones.

El proceso de venta del proyecto de al menos US$ 5,000 millones entre Odebrecht y el grupo conformado por la estadounidense Sempra y Tecpetrol – una unidad del grupo de capital argentino Techint – estaba en su última etapa.

"Hubo cambios significativos en la propuesta de compra presentada en la última etapa de negociaciones", dijo la fuente, que prefirió mantener su nombre en reserva. "El proceso de venta (con el grupo de Sempra) se cayó de forma definitiva".

Representantes de Sempra y Odebrecht no estuvieron disponibles de inmediato para realizar comentarios. En tanto, una representante del área de comunicaciones de Techint se excusó "por el momento" de ofrecer declaraciones sobre el tema.

En las negociaciones previas, Sempra tenía contemplado comprar el 50 por ciento de la participación de Odebrecht en el gasoducto y Tecpetrol adquiriría el 5%.

Asimismo, Techint se iba adjudicar el 71% de participación de Odebrecht en una firma responsable de la construcción de la infraestructura del Gasoducto Sur Peruano.

"Odebrecht se está alistando para retomar el proceso de consulta al mercado y reiniciar el proceso de venta de su participación en el gasoducto, afirmo la fuente.

Odebrecht, la mayor empresa de construcción e ingeniería de Latinoamérica y que actualmente está envuelta en un escándalo de corrupción en Brasil, busca vender este proyecto en Perú y parte de sus activos en la región para recaudar efectivo y pagar deudas.

Actualmente, la concesión a 34 años para construir y operar el ducto de gas es administrada por la española Enagás SA , que tiene un 25% de participación en el emprendimiento.

El otro socio es la peruana Graña y Montero SA, con un 20% en el proyecto, considerado clave porque permitiría la creación de un polo petroquímico y surtiría de energía a grandes mineras que operan en el país andino.

El proceso de venta del proyecto se produce en momentos en que un grupo de bancos internacionales negocia un préstamo de US$ 4,125 millones para financiar el ducto de 1,134 kilómetros que abastecerá de gas el sur de Perú.

La fuente dijo que Odebrecht realizó esta semana un aporte de US$ 50 millones para garantizar que continúen las obras del proyecto.

El Gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski, que asumió en julio, ha afirmado que la construcción del gasoducto es importante para apoyar la recuperación de la economía peruana, que crecería este año un 4% frente al 3.3% del 2015.

La construcción del gasoducto tiene un avance de obra aproximado de un 35%, y se prevé que esté concluido en el 2019.

Leer comentarios ( )