Módulos Temas Día

Unión Europea no sabe si McDonald's vende Big Mac

La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) no está tan segura y ha despojado a la compañía de la marca registrada BIG MAC. ¿Qué ocurrió? Aquí los detalles.

Big Mac

La decisión de laOficina de Propiedad Intelectual de la UE revocó el registro de la marca "Big Mac" por parte de McDonald's. (Foto: Reuters)

(Foto: Reuters)

¿McDonald’s vende Big Macs? La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) no está tan segura y ha despojado a la compañía de la marca registrada BIG MAC. Esto no es más que el ejemplo más reciente de una alergia de la UE a las multinacionales de Estados Unidos que los funcionarios siempre niegan, pero que de alguna manera sigue haciendo erupción.

El dictamen de la EUIPO, que McDonald’s dice que planea apelar, se lee como si lo hubiese escrito alguien que nunca ha estado en un McDonald’s.

Sostiene que la corporación estadounidense no ha podido demostrar que realmente vende Big Macs, a pesar de que la cadena de comida rápida presentó lo que consideró una prueba definitiva, como las declaraciones juradas de los empleados en el Reino Unido, Alemania y Francia, fotos del sitio web corporativo e incluso una copia impresa de Wikipedia que describe a Big Mac como "una hamburguesa que vende la cadena internacional de restaurantes de comida rápida McDonald’s" desde 1967.

Sin embargo, la autoridad de propiedad intelectual, pareció burlarse de la compañía de EE.UU. al señalar en la sentencia que las declaraciones de los empleados no eran pruebas independientes, que no se había presentado ninguna evidencia de que alguien haya visitado el sitio web de McDonald’s (y de todos modos, las fotos en el sitio web no implican ventas reales) y que Wikipedia no es una fuente confiable de información. La EUIPO escribió lo siguiente:

"Teniendo en cuenta las pruebas presentadas en su conjunto, se concluye que los documentos no proporcionan información concluyente de que los productos marcados con la EUTM [marca registrada de la Unión Europea] se ofrecen para la venta real, ya que no hay confirmación de ninguna transacción comercial, ya sea en línea o a través de operaciones en tiendas físicas. Incluso si los productos se ofrecieron para la venta, no hay datos sobre el tiempo durante el cual se ofrecieron los productos en la página web en cuestión o de ninguna otra manera, y no hay información sobre las ventas reales que se están produciendo ni sobre la participación de los consumidores potenciales y relevantes, ya sea a través de una oferta o a través de una venta".

El fallo merece ser un meme a la par con el episodio "Le Big Mac" de la película "Pulp Fiction" de Quentin Tarantino. También hace que la apelación de McDonald’s parezca pan comido: la compañía puede reunir un sinfín de datos externos (incluido el de "Pulp Fiction") demostrando que vende un sándwich llamado Big Mac.

Entonces, ¿por qué la UE hizo esta sentencia aparentemente ridícula? El asunto terminó ante la División de Cancelación de la EUIPO a través de una queja de Supermac’s, una cadena de comida rápida con cerca de 100 tiendas en todo Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Debe su nombre a su fundador y director general, Pat McDonagh, quien tomó el apodo de Supermac’s después de ayudar a su escuela a ganar un importante juego de fútbol gaélico. McDonagh ha afirmado que McDonald’s ha estado obstaculizando los planes de su compañía con sede en Irlanda para expandirse en EE.UU. y otros países de la UE, afirmando que su nombre es demasiado similar al de Big Mac. Supermac’s ha acusado a McDonald’s de "acoso de marcas registradas" y ha apelado ante la EUIPO, argumentando que los estadounidenses habían registrado la marca BIG MAC para demasiados usos.

De hecho, BIG MAC se registró para una larga lista de bienes y servicios, incluidos los "servicios prestados o asociados con restaurantes de operación y franquicias y otros establecimientos o instalaciones dedicados a proporcionar alimentos y bebidas". Ese lenguaje demasiado amplio creó el obstáculo para la expansión propuesta de Supermac’s. La compañía irlandesa argumentó que la marca registrada de BIG MAC debería limitarse a sándwiches y acaba de recibir un poco más de lo que pidió a la EUIPO.

McDonagh ha celebrado la batalla como una victoria de David contra Goliat, y citó el fallo como prueba de la utilidad de la UE para las empresas más pequeñas.

Es bastante probable (aunque imposible de probar) que la EUIPO haya razonado en ese sentido y que el objetivo de los funcionarios sea enseñarle a McDonald’s una lección por usar su cartera de marcas registradas contra competidores legítimos. Después de todo, la oficina de la UE realmente no abrió el uso de la marca a nadie que pudiera desearla: aparte de BIG MAC (en mayúsculas), que pronto se cancelará, la EUIPO también registró "Big Mac" y "Grand Big Mac" en las mismas categorías.

Desde el punto de vista de un laico, es evidentemente injusto que McDonald’s obstaculice la expansión de Supermac’s; ninguna persona razonable confundiría a los dos.

Sin embargo, la EUIPO está utilizando sus poderes limitados de una manera demasiado creativa para transmitir este mensaje de sentido común.

La UE hace algo similar cuando ataca los esquemas de evasión de impuestos de las multinacionales sobre la base de sus reglas de ayuda estatal o aplica regulaciones de competencia para molestar a los gigantes dominantes, a menudo arrogantes de internet de Estados Unidos. La equidad se cumple en la mayoría de esos casos, pero las quejas agresivas de las corporaciones de Estados Unidos sobre el exceso burocrático son, en ocasiones, legítimas también.

Tags Relacionados:

UE

McDonald's

Big Mac

Leer comentarios ( )