El conglomerado cementero (fusión de con ) invirtió US$ 16 millones en la puesta en marcha de su nueva planta de ladrillos de concreto en la zona de Cajamarquilla (Lurigancho–Chosica), que se encargará de producir bloques, ladrillos, adoquines y bovedillas de concreto para la línea Koncreto de Unicon, subsidiaria de Unacem especializada en cemento premezclado.

La operación de esta nueva planta estará a cargo de , y cuenta con un área de 23,828 m2. El nuevo local es la tercera planta de su tipo que Unacem instala en el país, después de las dos anteriores colocadas en El Agustino.

La planta de ladrillos en Cajamarquilla cuenta con una capacidad de 3,600 placas por día en un turno de 8 horas. La ejecución de obras de todo el proyecto fue de 12 meses, habiéndose culminado en diciembre del 2013.