Telefónica pagó un total de S/.1,058 millones (US$411 millones) por concepto de impuestos en Perú.

El grupo, formado principalmente por y , pagó S/.475.64 millones (US$185.07 millones) en impuesto a la renta y S/.582.44 millones (US$226.63 millones) por el impuesto general a las ventas (IGV) a la (Sunat).

En su comunicado, la empresa aseguró "que siempre paga todos sus impuestos y no tiene deuda exigible con la Sunat", aunque mantiene un proceso contencioso con el Poder Judicial debido a las diferencias que tiene con por el pago de impuestos en el periodo 2000-2001.

La empresa añadió que es uno de los principales contribuyentes en el país y ha pagado más de S/.7,130 millones (US$2,774 millones) desde su llegada a Perú, en 1994.

En el documento, la empresa reafirmó "su firme respeto a la legalidad y cumplimiento de las normas tributarias" peruanas.

El reclamo proviene de las facturas no cobradas por Telefónica que la compañía no ha contabilizado en sus resultados, y la deuda oscilaría entre US$271 millones y US$814 millones.

La semana pasada, Telefónica Móviles renovó su contrato con el Gobierno por 18 años, tras casi dos años de negociaciones, y señaló que esto beneficiará a 10 millones de peruanos.