(Reuters) El grupo español de telecomunicaciones Telefónica dijo que comenzó a preparar una colocación en bolsa de su unidad en Alemania y que estaba considerando medidas similares para filiales en América Latina, en momentos en que está presionado por una baja de su calificación crediticia.

La empresa sostuvo que estas medidas acelerarían sus planes para desinvertir en activos no estratégicos y que, además, mejorarán su flexibilidad financiera y le ayudarán a reducir su ratio de endeudamiento.

Estas medidas gestionan "de manera proactiva la cartera de activos de la compañía acelerando el proceso de desinversión de activos no estratégicos", informó la empresa.

Las colocaciones buscan liquidez para poder reducir la deuda de Telefónica, que a finales de marzo ascendía a 57,131 millones de euros.

"Sacrifican crecimiento con los activos en A.L. y Alemania, pero logran liquidez", explicó un analista del sector que pidió el anonimato.