Módulos Temas Día

Más que suerte: el Bumeran Academic Tour llegó al Perú

Gestión fue invitado exclusivo de la primera edición del BAT en el Perú. Evento que introduce un nuevo sistema de entrevistas laborales para conectar a los mejores alumnos universitarios con las empresas más importantes del país.

¿Son suficientes siete minutos para conocer el potencial laboral de una persona?

El siete siempre ha sido un número de buena suerte. Tal vez, basados en este principio universal, el grupo de la transnacional Bumeran, empresa de clasificados laborales online, creó el Bumeran Academic Tour (BAT), un evento que ya ha estado presente en países como Chile, Argentina y México, y que trae una propuesta interesante e innovadora para conectar a las empresas con los universitarios de últimos ciclos.

Por primera vez en el Perú, siete de los mejores alumnos de la Universidad San Ignacio de Loyola fueron convocados para pasar por siete entrevistas laborales en cuarenta y nueve minutos, es decir, cada "cita" tendría una duración de siete minutos.

Gloria, San Fernando, Banbif, Komatso Mitsui, Telefónica, Prima AFP y Backus fueron las empresas invitadas para conocer a estos jóvenes talentos que, después de un largo y difícil proceso de selección, tuvieron la oportunidad de conversar directamente con los Jefes de Reclutamiento de las empresas.

El evento tuvo lugar en una de las aulas magnas de la Universidad San Ignacio de Loyola, en donde siete mesas esperaban ansiosas a los aplicantes. Afuera, los siete estudiantes se preocupaban por manejar los nervios, arreglar su vestimenta formal y preparar sus posibles respuestas.

La tónica de este evento es sencilla. Cada alumno tiene siete minutos para conversar con un entrevistador, el sonido de la "chicharra paralizadora" le avisará que debe cambiar de mesa y comenzar una nueva entrevista. Algo así como un "speed dating", pero en su versión académica.

Siete minutos pueden parecer poco tiempo, pero para los chicos seleccionados representan semanas de preparación. Cada uno de ellos fue preseleccionado junto con otros estudiantes de sus respectivas carreras para entrar a un programa de entrenamiento en donde tuvieron que pasar por diferentes evaluaciones. De más de cien alumnos, solo quedaron siete, los más capacitados para enfrentarse a un grupo de las más grandes empresas en el Perú.

Con el tiempo suficiente para alistar todos los detalles, los estudiantes fueron recibidos en el salón y cada uno eligió de manera libre la primera mesa a conquistar. La chicharra marcó el comienzo de la entrevista y el ambiente cobró vida. Los alumnos olvidaron el nerviosismo (o tal vez supieron esconderlo muy bien) y respondían con soltura y confianza a cada una de las exigentes preguntas.

Por supuesto, el reto no era solo para ellos. Los entrevistadores tenían la responsabilidad de escoger con pinzas las preguntas que les permitirían conocer a su entrevistado. Valores e intereses fueron los primeros temas a tocar, la experiencia no era tan importante, sino la propuesta personal del estudiante. ¿Qué es lo que pueden aportar a la empresa? ¿Cuál es su valor agregado?

El Bumeran Academic Tour terminó en el tiempo justo con el sonido del chicharrazo final. Cuarenta y nueve minutos de experiencia y desafío dejaron un sabor a triunfo en los estudiantes y un interés marcado en los entrevistadores quienes, posteriormente, se reunirían para elegir a los más destacados para volver a invitarlos a una nueva entrevista, esta vez, sin tiempos determinados y con la oportunidad de ser contratados.

"La expectativa que tenemos con todos nuestros alumnos es que logren una inserción laboral adecuada en empresas exitosas y que apliquen tanto los conocimientos que están adquiriendo en la universidad como las competencias laborales que exige el mercado. Actualmente estamos en una economía muy buena, por lo tanto hay mucha competencia entre los empleadores por tener al mejor talento en sus empresas. Este tipo de eventos acerca a los empleadores a los mejores alumnos que tenemos en las universidades", explica Willian Wong, Subdirector de Recursos Empresariales de la USIL.

Para Wong, ya no es suficiente una bolsa de trabajo virtual. Es necesario que las empresas y las universidades estrechen lazos para poder generar profesionales que estén completamente preparados para generar una buena cultura empresarial, principal activo de las empresas de hoy.

Con el primer Bumeran Academic Tour en el país, el objetivo se cumplió. Los alumnos pudieron conocer lo que una empresa exitosa necesita de un profesional y los entrevistadores tuvieron la oportunidad de conocer las aspiraciones y expectativas que los estudiantes tienen con respecto al mercado.

Esta no será la única vez que el BAT tome una universidad. Ya se están haciendo las coordinaciones para ediciones futuras en diferentes casas universitarias, que podrán ayudar a sus mejores estudiantes a encontrar el equilibrio entre lo que desean hacer en el futuro y las oportunidades que les ofrece las empresas más importantes del Perú. Y todo esto, en siete minutos.

Leer comentarios ( )

Ir a portada