Módulos Temas Día

Starbucks probará las entregas a domicilio en Seattle y Nueva York

La cadena de café no brinda más detalles del servicio y solo se sabe que el cliente deberá pagar extra por la entrega en mano. El novedoso servicio podría iniciarse en octubre.

La compañía reforzará su aplicación para hacer pedidos y realizar pagos con dispositivos móviles.

La más reciente iniciativa del CEO de Starbucks, Howard Schultz, es ofrecer a los clientes de la cadena de cafeterías un servicio de entrega a domicilio y que arrancaría en octubre en un fase piloto en las ciudades de Seattle y de Nueva York.

En paralelo, la compañía reforzará su aplicación para hacer pedidos y realizar pagos con dispositivos móviles, y los inquilinos del Empire State serán los primeros que podrán utilizar este nuevo servicio en la ciudad de los rascacielos.

Justamente la cadena tiene un local en la parte inferior del edificio, que está abierto desde la 5:30 de la mañana hasta las 23:00 horas. Es un punto de inicio lógico, por la densidad de clientes potenciales que hay en ese edificio en el centro de Manhattan.

Starbucks lleva tiempo intentando ofrecer este servicio, como las cadenas McDonald´s, Burger King y Panera. Este es, por tanto, el primer paso real. En función de cómo marche, se extenderá a otras zonas Nueva York.

En Seattle, la ciudad que da origen a la cadena y que utiliza como banco de pruebas, se empleará un sistema diferente. En ese caso, utilizará la plataforma Postmates.

Es el último paso que da Shultz en la transformación constante a la que sometió Starbucks desde que volvió a tomar los mandos y con la busca ser más que una simple cadena que sirve cafés para presentarse más como un bar donde se pueden comprar también bocadillos y hasta cervezas.

El consejero delegado es uno de los primeros que apostó también por las nuevas tecnologías.

Starbucks no da más detalles del servicio y solo se sabe que el cliente deberá pagar un extra por la entrega en mano. Tampoco da fechas concretas en cuanto a los plazos, que comenzará en las dos ciudades piloto en la segunda mitad de 2015.

Los directivos de la compañía son los primeros en admitir que no saben cómo se va a desarrollar ni la aceptación que tendrá entre los clientes.

De hecho, la prueba será más como una fase de aprendizaje. Nueva York, en principio, le servirá para entender cómo el modelo de entregas puede funcionar en los núcleos urbanos con mayor densidad de población mientras que Seattle se ajustaría más a una población más dispersa.

Leer comentarios ( )

Ir a portada