Con la finalidad de ampliar su cartera de productos y seguir fortaleciendo su presencia a nivel mundial, la marca coreana presentó en el Salón de París dos nuevos concepts: SsangYong XIV 'Air' y 'Adventure', en los cuales ha invertido 690 millones de euros.

Ambos prototipos, que próximamente ingresarán al , están inspirados en el XIV también conocido como X100, esta versión se proyecta a ser uno de los más significativos para la expansión de la marca.

"Al iniciar el Salón de París nos concentramos en fortalecer la imagen de la marca a nivel mundial. Como parte de nuestro plan de pre-lanzamiento del modelo X100, llevamos a cabo la presentación del SsangYong XIV 'Air' y 'Adventure'. Con estos modelos se pueden hacerse una muy buena idea de cómo será este nuevo coche" dijo Yoo-il Lee, CEO de SsangYong.

La marca se ha preocupado por cuidar cada detalle al diseñar estos concepts. Es así que, con el objetivo de acatar y cumplir con las normas medioambientales, ambas versiones XIV están equipadas con dos nuevos motores de 1.6 litros con motorización diésel y gasolina.

Con ello se consiguen asegurar los más bajos niveles de emisiones de CO2, arrojando una cifra de entre 110 y 120 gramos de CO2 por kilómetro en su versión diésel 2WD con sistema Start/Stop, y entre 140 y 150 gramos de CO2 por kilómetros con la misma versión equipada con el motor 1.6 litros de gasolina.

Por otro lado, la seguridad ha sido una prioridad clave en las distintas etapas de desarrollo del nuevo SUV de SsangYong e incluye siete airbags (frontales, laterales, de cortina y de rodilla para conductor), ESP, sistema de arranque en pendiente y señalización de parada de emergencia además de ópticas principales de alta intensidad (HID) y la eficaz tracción total (AWD) que SsangYong ofrece en todos sus modelos SUV.

De esta manera ambos modelos cuentan entre su equipamiento con tecnologías recientes como el sistema Start/Stop de ahorro de combustible o la dirección asistida eléctrica con tres modos de uso.