Módulos Temas Día

Spotify y Dropbox hacen votos: ámenos, cambiaremos

Tanto Spotify como Dropbox tienen un discurso de venta ambicioso similar para los potenciales compradores de acciones: no nos amen por lo que somos hoy. En lugar de eso, por favor concéntrese en lo que podríamos ser en el futuro.

Spotify

Spotify

En la parte final de una presentación grandilocuente de Spotify Technology SA la semana pasada sobre su cotización en bolsa no convencional, la empresa dio una visión de su futuro.

Es inevitable comparar a Spotify con Dropbox. Ambas son compañías de internet relativamente conocidas que buscan debutar en el mercado bursátil casi al mismo tiempo. Ninguna es rentable, pero son hábiles para persuadir a los usuarios a que paguen sus suscripciones.

Y tanto Spotify como Dropbox tienen un discurso de venta ambicioso similar para los potenciales compradores de acciones: no nos amen por lo que somos hoy. En lugar de eso, por favor concéntrese en lo que podríamos ser en el futuro.

Es cierto que los inversores quieren que las empresas tengan una visión mucho más allá del presente, pero Spotify y Dropbox son inusuales en cuanto a invitar a los inversores a mirar más allá de los negocios un tanto inconvenientes o defectuosos que actualmente son.

En la parte final de una presentación grandilocuente de Spotify Technology SA la semana pasada sobre su cotización en bolsa no convencional, la empresa dio una visión de su futuro. Una compañía que ha luchado para convertirse en un negocio no terrible (aunque aún no es bueno) fijó un objetivo a largo plazo de un crecimiento sostenido y saludable de los ingresos y -esto fue una sorpresa- con márgenes brutos de aproximadamente 30% a 35%.

Como recordatorio, el porcentaje del margen bruto es el ingreso de una compañía menos sus costos básicos para fabricar y entregar su producto, expresado como porcentaje de las ventas. Los márgenes habituales de las compañías de internet son altos, y tanto Netflix Inc. como Pandora Media Inc. tienen márgenes brutos de aproximadamente 35%.

Por el contrario, Spotify aprovechó un gran golpe de los poderes de la industria musical para lograr que su margen bruto subiera a 24.5% en el cuarto trimestre del 2017, e incluso así, la compañía registró una pérdida operativa. Impulsar sus márgenes brutos en el territorio de Netflix daría a Spotify una mejor oportunidad para ser una empresa viable.

Pero para llegar allí, Spotify dijo que necesitaría convertirse en una compañía fundamentalmente diferente. El director financiero mencionó brevemente que el objetivo de margen bruto a largo plazo de Spotify se basa en que la firma expanda sus negocios hacia otras áreas diferentes de la transmisión de música por suscripción, que ahora genera el 90% de los ingresos de la compañía.

Presumiblemente eso incluye ventas de publicidad, venta de entradas para conciertos, promociones para músicos y otras oportunidades de ingresos que son relativamente pequeñas o inexistentes para Spotify en la actualidad. 

Para que los inversores crean que la salud financiera de Spotify mejorará significativamente, deben apostar por una diversificación significativa más allá del modelo de música de suscripción que ha sido el enfoque de Spotify durante 10 años.

Dropbox Inc. también tiene la audacia de la esperanza. Más del 90% de los ingresos de la empresa proviene de individuos que compran el software por su cuenta a través del sitio web o aplicación de Dropbox.

Esas personas podrían estar utilizando Dropbox para sus trabajos y convenciendo a sus compañeros de trabajo de hacer lo mismo, pero han decidido pagar por Dropbox como personas naturales.

Ahora veamos la presentación en video de Dropbox a posibles inversores de OPI. Todos los clientes de Dropbox que aparecen en el video son empresas -pequeñas, medianas y grandes-, no las personas que son responsables de casi todos sus ingresos actuales. Las empresas también fueron los clientes destacados en el prospecto financiero de Dropbox para potenciales inversores.

Para ser justos con Dropbox, las suscripciones de empresas son la parte de más rápido crecimiento de la compañía, y es la estrategia de Dropbox comenzar con un pequeño grupo de trabajadores como clientes y luego persuadir a toda la compañía para que pague.

Pero al ajustar el lente de su cámara en las empresas, está claro que Dropbox preferiría estar entre la pandilla de compañías relativamente ricas en valor que venden software a empresas que en la categoría solitaria de software pagado por el consumidor que ocupa hoy en día. Dropbox preferiría que haya más suscriptores como Expedia incluidos en su video y prospecto, más que gente como usted o como yo.

Veamos, todos los recién llegados del mercado bursátil son apuestas a su potencial más que a las circunstancias actuales. Facebook en el momento en que salió a bolsa casi no obtenía ingresos de los anuncios móviles, que ahora generan casi todos sus ingresos.

Pero Spotify y Dropbox son diferentes a muchos debutantes bursátiles anteriores. No son jóvenes prometedores. Son empresas que tienen más de una década con un historial relativamente largo en sus negocios principales. 

Sus valuaciones son lejanas a las recién llegadas, con US$ 10,000 millones (Dropbox) y tal vez más de US$ 15,000 millones (Spotify). Y sin embargo, ambas compañías quieren que los inversionistas miren más allá de su condición actual e imaginen una hermosa metamorfosis total en diferentes tipos de negocios.

Esas apuestas sobre un futuro mágico pueden dar sus frutos. Pero no es una gran idea contraer matrimonio esperando que su cónyuge cambie su esencia. Eso es lo que Spotify y Dropbox están pidiendo que hagan sus inversores.

Nota

La Comisión de Bolsa y Valores tiene que aprobar estas presentaciones de video y prospectos para garantizar la exactitud de la información y asegurarse de que los ejemplos de los clientes sean representativos.

Esta columna no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o Bloomberg LP y sus dueños.

Spotify: ¿una amenaza a las emisoras locales?

Spotify

Tags Relacionados:

Spotify

Dropbox

salida a bolsa

Leer comentarios ( )