La venta de los activos de Petrobras en el Perú por US$ 2,600 millones a PetroChina asegura la continuación de los compromisos de inversión en el lote 58 y en dos o tres años podría iniciarse la etapa de explotación, afirma el expresidente de Perupetro, Aurelio Ochoa.

Recuerda que la empresa china primero deberá certificar las reservas del lote, que ahora son probables.

"Para que pasen a certificadas deben implementarse las facilidades de producción, y para eso se necesita dinero. Con un gigante como PetroChina seguramente estas reservas se van a incrementar", indica.

ProInversiónEl exministro de Energía y Minas, Jaime Quijandría, comenta que se está frente a un gigante petrolero y seguramente en unos meses anunciará sus planes.

"Todo está atado al desarrollo de la infraestructura, ellos esperarán la decisión respecto a la inversión en el gasoducto y el polo energético a cargo de ProInversión".

Al cierre del 2012, Petrobras tenía una inversión acumulada en el Perú por más de US$ 1,512 millones, y la empresa habría hecho un gran negocio con la venta de sus activos en el país.

"Fue muy rentable su inversión en el Perú. Tuvo suerte, hubo buenos resultados en sus pozos. Fue una buena apuesta, así es la industria del petróleo", comentó Ochoa.