Módulos Temas Día

Por qué Silicon Valley finge que no gana dinero

Las compañías ricas y motivadas por las ganancias no quieren parecer ser ricas y motivadas por las ganancias.

Silicon Valley

El ecosistema startup peruano aún se encuentra lejos de ser el próximo Silicon Valley.

El ecosistema startup peruano aún se encuentra lejos de ser el próximo Silicon Valley.

Por Shira Ovide

Siempre encuentro muy divertido que algunas de las compañías más ricas del mundo finjan que no tratan de ganar dinero.

El Wall Street Journal publicó el miércoles un inteligente artículo sobre por qué Apple Inc. está vendiendo los dos nuevos modelos de iPhone más caros cinco semanas antes que la versión de menor precio. La compañía hizo lo contrario el año pasado, cuando puso a la venta sus modelos de iPhone 8 con un precio inicial de US$ 700 seis semanas antes del iPhone X, cuyo precio inicial era de US$ 1,000.

La estrategia de este año le da a Apple más de un mes para vender los modelos de iPhone más caros a los compradores más ansiosos, sin la competencia de los de menor precio. El enfoque de venta diferida también le da a Apple más visibilidad sobre las tendencias de ventas y simplifica la logística, informó el Wall Street Journal.

Las empresas de otras industrias estarían encantadas de hablar sobre esas sensatas estrategias. Pero Apple, no. La compañía le dijo al Wall Street Journal que lanza productos cuando están listos. Fin de la discusión. ¿Sí? Será que simplemente, por arte de magia, los iPhones están listos todos los meses de septiembre.

He escrito antes que Apple no obtiene suficiente crédito por su brillante fijación de precios y segmentación de productos. Hace tres años, Apple efectivamente vendió en Estados Unidos dos nuevas ediciones de iPhone cada año, a un precio inicial de US$650. Apple ahora ha hecho que sea normal pagar US$1.000 o más por un teléfono, y actualmente vende más de 10 modelos antiguos y nuevos diferentes a precios que van desde lo razonable a lo exorbitante.

Por supuesto, los iPhone se vuelven más sofisticados y potentes con el tiempo, pero la mayoría de los productos tecnológicos tienden a ser mejores y más baratos conforme pasa el tiempo. No el iPhone. Los crecientes precios promedio de los iPhone son la principal razón por la que los ingresos de Apple han seguido aumentando este año.

Apple merece crédito por tener tanto poder que hace que la gente pague por un producto que se ha convertido en un bien básico en la mayor parte del mundo. No obstante, la compañía no quiere ningún crédito. Apple nunca jamás habla del aumento de los precios de venta como resultado de una estrategia deliberada, ni siquiera con los inversores u otras audiencias con interés financiero. Es una locura. No es que Apple simplemente se haya tropezado con un barril de efectivo y se convirtió en la empresa más rentable de EE.UU.

Mientras tanto, los minoristas hablan con sus inversores sobre las tácticas que usarán para estimular a más compradores a pagar el precio de lista de los bolsos Coach y los suéteres Ralph Lauren, en lugar de que estos artículos se vendan con descuento. En resumen, otras compañías hablan abiertamente sobre cómo actúan como empresas con fines de lucro.

Los márgenes de ganancias brutas de Apple se han mantenido muy uniformes, lo que sugiere que la compañía está desarrollando su negocio en torno a un cierto nivel de ganancias, sin importar el costo de los componentes y las tecnologías cada vez más avanzadas que se utilizan en sus productos. Cuando se le pregunta a Apple sobre su poder y riqueza, a Tim Cook le gusta decir que todavía ve a Apple como una compañía pequeña. Es algo ridículo decir esto acerca de un titán que vende productos a cientos de millones de personas, genera un promedio de US$140.000 en efectivo cada minuto, y que es la compañía que cotiza en bolsa más valiosa del planeta.

De alguna manera, es indecoroso que las compañías de tecnología confiesen que están tratando de ganar dinero. Amazon.com Inc. dice que su única misión es obsesionarse con las necesidades de los compradores. También es una de las empresas más implacables y con mayor destreza para trabajar en su propio beneficio. El presidente del directorio de la empresa matriz de Google sugirió recientemente que los usuarios de Internet de China podrían estar incluso mejor con una versión censurada del motor de búsqueda web de la compañía. Es difícil creer que Google esté motivado por las necesidades de información de China en lugar de las posibles ganancias financieras derivadas de la venta en el país asiático de publicidad digital, inteligencia artificial y otras tecnologías.

Por supuesto que toda esta negación de tener motivaciones económicas son buenas relaciones públicas. Las compañías ricas y motivadas por las ganancias no quieren parecer ser ricas y motivadas por las ganancias. No está de moda. En cambio, sí es genial para las empresas pregonar entre los ciudadanos del mundo sobre los productos innovadores que crean. Y eso es lo que muchos de los gigantes tecnológicos están proporcionando.

Las empresas deben tener valores centrales más allá de ganar dinero. Pero detrás de esos productos y servicios geniales a menudo se encuentran las estrategias comerciales inteligentes basadas en hojas de cálculo. Esa también es una realidad y debería estar bien admitirlo.

Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.

Tags Relacionados:

Silicon Valley

Apple

empresas

Leer comentarios ( )

Ir a portada