(Bloomberg). Samsung Electronics Co. presentará su aplicación para pagos desde dispositivos móviles en Brasil, una apuesta a que los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro pueden funcionar como trampolín a más mercados en América Latina, donde los celulares se transformaron en una puerta de entrada clave a la web.

Samsung Pay, que se estrenó en Corea del Sur en agosto y llegó a Estados Unidos en septiembre, será el único sistema de pagos disponible para los usuarios de celulares en los Juegos, según Haley Kim, vicepresidente de la unidad.

La empresa más grande de Corea del Sur está compitiendo con Google, de Alphabet Inc., y Apple Inc. para captar una parte de un mercado que según estima Forrester Research Inc. superará los US$142.000 millones para 2019. Para las tres empresas, los servicios de pago por dispositivos móviles son una forma de seducir a clientes para que usen sus dispositivos, ya sean teléfonos con Android, iPhone o Galaxy.

En Brasil, hay más líneas de telefonía celular activas que personas. Samsung ya tiene una participación de mercado del 42% allí, según Gartner Inc., y la empresa cuenta con su servicio Pay para atraer nuevos usuarios a pesar de la recesión más profunda del país en por lo menos un siglo.

"El grupo demográfico que compra y usa esos servicios en Brasil está compuesto en su mayoría por los clientes exclusivos o premium que tal vez no sientan un fuerte impacto por esta crisis económica", dijo Kim en entrevista desde São Paulo.

Edición limitada

Samsung, patrocinador corporativo de los Juegos, venderá una edición limitada del Galaxy Edge S7 con los anillos y colores olímpicos. El sistema de pagos por dispositivos móviles también estará disponible para los usuarios de S7, A5 y A7, entre otros modelos, dijo Kim.

Samsung se distingue con una tecnología que imita una tarjeta con banda magnética cuando se usa un celular con el lector de tarjetas físicas de una tienda. Esto les permite a los minoristas aceptar pagos por dispositivos móviles con sus equipos de pago actuales. Se aplicará la misma tecnología en Brasil, dijo Kim.

La empresa se ha asociado con Banco do Brasil SA y Banco Santander Brasil SA para que sean sus emisores de tarjetas de crédito locales, entre otros.

Samsung Pay ya consiguió 5 millones de usuarios en Estados Unidos y Corea del Sur y alcanzó un volumen de transacciones de US$1.000 millones en Corea del Sur desde su lanzamiento el año pasado, dijo Kim. El servicio también está disponible en China, España, Australia, Singapur y Puerto Rico.