Seúl (Reuters).- dijo que invertirá cerca de US$ 4,000 millones en su planta de microprocesadores en Austin, Texas, para modernizar una línea de producción de chips e incrementar la fabricación de esas piezas, ampliamente utilizadas en los teléfonos avanzados y tabletas.

En junio, anunció que gastaría US$ 1,980 millones en la construcción de una planta de fabricación de microprocesadores avanzados en Corea del Sur y en la conversión de dos líneas de fabricación de chips de memoria a chips más sofisticados para satisfacer la creciente demanda de clientes como Apple.

En enero de este año, la indicó que elevaría su inversión para 2012 a un récord de 41,400 mdd. Destacó que apostaría por chips de lógica y pantallas de OLED con las que busca repetir suéxito en chips flash, chips de memoria y pantallas planas de LCD.