Londres (Reuters).- reportó un aumento de un 1% en sus ganancias para todo el año, afectado por movimientos cambiarios adversos y pronosticó un año operativo difícil.

El fabricante de las cervezas Peroni y Miller Lite está lidiando con un crecimiento más lento en los mercados maduros y operaciones volátiles en algunos mercados emergentes, y está trabajando duro para reducir los costos.

La firma anunció un nuevo programa de reducción de costos cuyo objetivo es el ahorro de US$ 500 millones al año para el ejercicio fiscal 2018. Esto se suma a otro programa que acaba de terminar que ahorró casi la misma cantidad.

En el año fiscal al 31 de marzo, SABMiller superó por poco las expectativas de los analistas al reportar que sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) se elevaron un 1 por ciento a US$ 6,450 millones.

Los ingresos netos cayeron un 1%, a US$ 26,720 millones.

Los analistas, en promedio, esperaban un EBITDA de US$ 6,410 millones y unos ingresos de US$ 26,930 millones, de acuerdo con un consenso suministrado por la empresa.

TAGS RELACIONADOS