La cervecera rechazó una oferta "informal" de compra de por cerca de US$ 100,000 millones por considerarla demasiado baja, indicó hoy un reporte de medios, en un hecho que causó una caída de sus acciones.

La propuesta realizada la semana pasada equivalía a un poco más de 40 libras por acción, de acuerdo a la agencia Bloomberg, que citó fuentes cercanas al tema. Ejecutivos y algunos accionistas de SABMiller consideran que un precio cercano a 45 libras por acción es lo más adecuado, añadió.

SABMiller y AB InBev no comentaron el reporte, que fue mencionado por operadores como la razón para la caída de los papeles de la cervecera con sede en Londres, que perdían un 3.2% a 36.4 libras a las 1236 GMT.

Hasta el cierre del lunes, las acciones de la compañía se habían valorizado en un 25% desde que se revelaron las conversaciones con AB InBev el 16 de septiembre.

Una fuente cercana al tema dijo a Reuters que las seguían adelante y que ambas partes sugirieron que se podría pedir una extensión del plazo del 14 de octubre para presentar una oferta formal, dada la complejidad del acuerdo.

SABMiller, la segunda mayor cervecera mundial, elabora las marcas Peroni y Grolsch, mientras que AB InBev es la líder del mercado, con productos que incluyen las cervezas Budweiser, Stella Artois y Corona.

Phil Gorham, analista de Morningstar, estimó que tras aplicar recortes de costos por US$ 1,000 millones luego de la adquisición, a AB InBev aún le convendría pactar el acuerdo en 40 libras por acción. Con recortes de US$ 2,000 millones, la empresa podría ofrecer hasta 44 libras.

En 45 libras por título, la adquisición de SABMiller costaría casi US$ 110,700 millones.

Mejores resultadosSAB Miller reportó hoy que los ingresos del grupo, excluyendo efectos de tipo cambiario, subieron un 6% en el segundo trimestre que terminó el 30 de septiembre, mientras que los volúmenes aumentaron un 2%.

Las cifras marcaron una mejoría respecto al primer trimestre, cuando las ventas se incrementaron en 3% y los volúmenes se mantuvieron sin cambios.

El reporte de resultados estaba previsto para el 15 de octubre, un día después del plazo para que AB InBev presentara su oferta formal. SAB Miller dijo que había adelantado la divulgación de sus cifras para que la información estuviera disponible durante el periodo de propuestas.

El panorama positivo se ve empañado por la debilidad de una serie de monedas frente al dólar, como el rand sudafricano. Los ingresos del grupo, considerando los efectos cambiarios, cayeron un 9%, tanto en el primer semestre como en el segundo trimestre.

"Si bien las adversas fluctuaciones cambiarias han afectado materialmente nuestros reportes de resultados, tenemos un fuerte negocio con perspectivas excepcionales a largo plazo", dijo el presidente ejecutivo Alan Clark en un comunicado.

El crecimiento fue impulsado por la demanda en sus mercados de América Latina y África, que se ven como uno de los más atractivos para AB InBev. La fortaleza en estos mercados compensó los peores resultados de SAB en Asia-Pacífico y América del Norte.