Módulos Temas Día

Rusia 2018: Mastercard elimina campaña que daba almuerzos a niños hambrientos a cambio de goles

Muchos consideraron que la iniciativa era una mera estratagema de cara a la Copa del Mundo en Rusia, de la que es patrocinadora oficial Visa, la rival de Mastercard en las tarjetas de crédito.

Mastercard

Mastercard

Tras pasar el fin de semana defendiendo en las redes sociales su campaña denominada “goles que cambian vidas”, Mastercard canceló el proyecto el lunes.

Reuters

Ante una creciente ola de críticas, Mastercard eliminó una campaña caritativa mediante la que donaría 10,000 almuerzos a niños hambrientos por cada gol que anotaran el argentino Lionel Messi y el brasileño Neymar durante el campeonato mundial de fútbol Rusia 2018.


Muchos consideraron que la iniciativa era una mera estratagema de cara a la Copa del Mundo, de la que es patrocinadora oficial Visa, la rival de Mastercard en las tarjetas de crédito.


Incluso el seleccionador brasileño Tite, cuyo equipo es patrocinado por Mastercard, expresó su frustración por la campaña, al señalar que sólo recompensaba al Programa Alimentario Mundial de Naciones Unidas si Neymar anotaba.


Tras pasar el fin de semana defendiendo en las redes sociales su campaña denominada “goles que cambian vidas”, Mastercard canceló el proyecto el lunes.


“Escuchamos los comentarios sobre nuestra campaña en América Latina”, indicó la compañía, antes de anunciar la cancelación. “No queremos que los aficionados, los jugadores o nadie más pierda la concentración en el problema crítico del hambre ni en nuestros esfuerzos para reunir apoyo dirigido a esta causa”, declaró la empresa.


“Con base en la retroalimentación, estamos ajustando esta campaña para reemplazar la donación de 10,000 almuerzos por cada gol de Messi y Neymar con una contribución de más de un millón de almuerzos en el 2018. Esto se suma a los 400,000 almuerzos que hemos donado ya como parte de esta campaña”.


Entre los tuits críticos que había recibido la empresa figuró uno de Andrew Stroehlein, de Human Rights Watch, quien consideró la campaña “un autogol de relaciones públicas que no tiene precio”, haciendo alusión al eslogan de la compañía.


“Queremos enfatizar que el compromiso global de Mastercard con la distribución de 100 millones de almuerzos hacia el final de este año va más allá de una campaña”, recalcó la compañía.


“Estamos agradecidos con los embajadores de nuestra marca, quienes siguen desempeñando un papel crítico para ayudarnos a generar conciencia sobre esta causa. Mastercard seguirá siendo uno de los muchos participantes involucrados en revertir el ciclo global de pobreza”.

Leer comentarios ( )