Reuters.- Research In Motion reportó una pérdida trimestral ajustada menor a la esperada el jueves, pero registró la primera caída en su historia en su base de suscriptores casi un mes antes de su crucial lanzamiento de la nueva línea de teléfonos inteligentes BB10.

Excluyendo ítemes extraordinarios ligados a la reestructuración y otros temas, reportó una pérdida de 114 millones de dólares, o de 22 centavos por acción.

Sobre esa base, analistas esperaban en promedio una pérdida de 35 centavos por acción, según Thomson Reuters I/B/E/S.

RIM, con sede en Waterloo, Ontario, y que espera reinventarse y cambiar su suerte con el lanzamiento de la línea , registró ganancias por 9 millones de dólares, o 2 centavos por acción. Eso se compara con utilidades de hace un año por 265 millones de dólares, o 51 centavos por papel.

La compañía dijo que su base de suscriptores en el trimestre cayó a alrededor de 79 millones desde cerca de 80 millones en el periodo terminado en setiembre.