Si bien visitan con menos frecuencia los , los chilenos (medidos por hogar), a diferencia de sus vecinos de la región latinoamericana, son los que más gastan cuando quieren proveerse de comestibles: alrededor de US$ 1.058 al año.

Dichos consumidores acuden a los referidos puntos de venta cerca de siete veces al año (o sea, cada 52 días), no obstante, los peruanos visitan cada 24 días los supermercados (es decir, 15 veces al año), los colombianos van cada 34 jornadas a esos lugares y los argentinos lo hacen cada 39 en promedio.

Los consumidores de México y Brasil, por su parte, van a dichos puntos de venta cada 46 días, precisa el informe, según información recogida por el diario El Mercurio de Chile.

El estudio elaborado por Kantar Worldpanel, entre octubre de 2012 y septiembre de 2013, indica que los hogares brasileros le siguen los pasos a sus pares chilenos y desembolsan al año US$ 744 en supermercados, mientras que Argentina ocupa el tercer lugar con US$ 700 al año.

La frecuencia con la que acuden los consumidores chilenos a los citados establecimientos es menor, pese a que el nivel de penetración que tienen los supermercados es de 67.7% en ese país.

Ese porcentaje es superior al de Perú o Colombia, donde el nivel de penetración llega a 19% y 30%, respectivamente.