Cuatro de cinco a nivel global clasifican la tecnología como prioridad, no obstante, solo una de cinco empresas cuentan con excelencia en Digital IQ, un concepto que se refiere a la capacidad de las organizaciones de vincular la tecnología con los objetivos y funciones del negocio.

La Sexta Encuesta Anual Digital IQ de identifica las acciones clave de empresas digitales de alto rendimiento, por lo que concluye que para elevar el desempeño de una organización es necesario obtener excelencia en Digital IQ a través de cinco comportamientos claves.

De tal manera, las compañías dispuestas a adoptar esas conductas (ver cuadro 1) tienen dos veces más oportunidades para incrementar ingresos, rentabilidad e innovación.

, líder de Consultoría en Tecnología de PwC Hispanoamérica, comenta que "el estudio establece que las empresas que tienen un buen Digital IQ curiosamente están en el cuadrante mágico en comparación con sus competidores en esos tres parámetros".

Región latinoamericana"América Latina es la región que sale peor parada en el estudio en cuanto a Digital IQ", asevera Calleja Fernández. Esto obedece a que si bien las organizaciones de la región son conscientes de que la tecnología ha evolucionado bastante rápido y que, por tanto, la tienen que incorporar en sus diferentes áreas, no forma parte de los planes estratégicos de la mayoría de firmas.

, socia de Consultoria de PwC añade que "la tecnología tiene que estar totalmente embebida en el negocio", pues el hecho de que sea considerada en muchas empresas como un "área de apoyo o de segundo nivel hace que surja una brecha importante (entre el saber y el hacer)". De hecho, solo en el 18% de los casos evaluados por la consultora, los planes tecnológicos están reflejados en los planes estratégicos, frente a un 47% de la media a nivel mundial.

A nivel global, el 47% del gasto en IT de la empresa se efectúa por el responsable de dicha área, mientras que en Latinoamérica el 95% de ese gasto se hace dentro del referido departamento. "Es como si tuviera que encargarse todo lo que significa tecnologías de la información a un área en específico", dice Calleja, cuando en realidad le tendría que competer a toda la organización.

InnovaciónSi bien la innovación es, para muchos CEO, la principal fuente para el crecimiento de una empresa por encima de adquisiciones, fusiones o ingreso a nuevos mercados, en la mayoría de compañías la se efectúa de puertas para adentro. "Con poca frecuencia se involucran agentes externos en el proceso de innovación", refiere Calleja.

Por su parte, Ricci sustenta que, en el Perú, hay un gran porcentaje de empresas familiares, por lo que los propios dueños suelen tomar decisiones en base a su experiencia y no tanto en función a "evidencia objetiva como estadísticas y datos", de manera que hay procesos de innovación que no se han llevado a cabo y, en el momento, en que quieren hacerse, significa ya un "salto enorme".