Módulos Temas Día

transporte

Protransporte: Concesionarios del Metropolitano con deudas por S/ 900 millones

Empresarios explicaron a Gestión.pe que hay acuerdo con Cofide para ir pagando esta deuda con el dinero que genere los arbitrajes ganados a la Municipalidad de Lima y que aún no han sido cancelados.

Metropolitano

(Foto: USI)

(Foto: USI)

(Foto: USI)

A dos meses para el ingreso de una nueva gestión municipal, desde la comuna capitalina –a través de Protransporte– se inició el procedimiento de resolución del contrato concesión del Metropolitano, de las cuatro empresas que operan esta vía.

Raúl Fernández, asesor jurídico de Protransporte, aseguró que esta medida se toma ante tres incumplimientos detectados en informes técnicos y legales remitidos por la Contraloría y el supervisor de los contratos de concesión de la comuna, que es Invermet.

El primero está referido al riesgo de insolvencia que registran los cuatro operadores del servicio ( Lima Vías Express, Transvial, Perú Masivo y Perú Bus Internacional) por la deuda que arrastran, desde el 2008, y que a la fecha suman S/ 900 millones.

"Esta deuda se gestó cuando Cofide, a través del Interbank, les prestó una cantidad de dinero para comprar los buses entre los años 2008 y 2009. Lo cierto es que no han pagado esta deuda, lo que ha generado intereses por lo que Cofide –como toda institución bancaria– ha reportado esta situación ante la SBS", explicó el abogado.

Por lo que siguiendo lo especificado en el contrato –agregó el funcionario–  " es una causal explícita para el inicio del procedimiento de resolución del contrato debido a que los concesionarios están en riesgo de insolvencia", precisó.

El segundo incumplimiento detectado, indicó el representante de la Municipalidad de Lima, es que al menos uno de los operadores del Metropolitano no cuenta con el capital social exigido, que es de US$ 3 millones como mínimo. "Uno de ellos, según la partida registral correspondiente, tiene solo S/ 9 millones por lo tendría que completar para estar en el marco del contrato", refirió el letrado.

La tercera infracción está relacionada a no haber inscrito los buses en el patrimonio del fideicomiso que administra Cofide y cuyo titular es Protransporte. "El titular de la deuda es Cofide. Según el contrato de concesión, los buses no pueden ser embargados por ningún motivo. Cofide tiene derecho de ejercitar el cobro de la deuda directamente a las empresas, pero los buses -reitero- no pueden ser objeto de embargos", detalló.

En ese sentido, los cuatro operadores del servicio tienen 45 días hábiles –que comenzó a correr desde el momento en que reciben la notificación–  a fin de subsanar o señalar su postura respecto a los tres incumplimientos detectados. Este plazo puede se prorrogable, afirmó el funcionario.

"En ese lapso de tiempo, el servicio está garantizado. Los operadores van a seguir en el marco del contrato de concesión, con normalidad y sin alteración de los servicios", subrayó el representante de Protransporte. Si los operados del Metropolitano no subsanan las infracciones detectadas, Protransporte resolvería la caducidad de los cuatro contratos.

De ser el caso, se establecería la subasta de la concesión, que implica una nueva licitación –a cargo de la Municipalidad de Lima– la que no afectaría el servicio, que incluso podría ser asumida por Protransporte, alegó Fernández.

"El contrato establece un camino que es el trato directo y la solución de controversias a través de un arbitraje. Cuando esa caducidad quede confirmada por el tribunal arbitral, corresponderá la subasta de la concesión. En ese tiempo, el servicio continuará. Protransporte incluso está facultado para operar directamente", puntualizó.

Respuesta de operadores 

En diálogo con Gestión.pe el gerente general de uno de los operadores del servicio del Metropolitano, José Díaz León calificó la decisión de la Municipalidad de Lima como "arbitraria" y "abusiva".

Así, detalló –respecto a la deuda de S/ 900 millones que arrastran los cuatros operadores del servicio a Cofide– que hay un acuerdo con esta instancia para ir pagando la deuda con dinero de los arbitrajes ganados a la Municipalidad de Lima y que ya suman S/ 444 millones aproximadamente, pero que no han sido cancelados por la comuna.

"Si no se paga la deuda es porque hay incumplimientos de Protransporte que impactan sobre los ingresos como no haber construído el Metropolitano a Carabayllo y tampoco haber retirado la flota informal de transporte que genera un 30% menos de los ingresos proyectados. En concreto: lo que nos debe la MML es lo que nosotros le debemos a Cofide", refirió.

"No es que no se haya pagado nada, por el contrario se ha ido amortizando la deuda con los arbitrajes ganados a la MML", remarcó.

Agregó, asimismo, que el tener deudas con el sector financiero no es una causal para la resolución del contrato como lo quiere presentar la MML. Lo que es causal de resolución del contrato de concesión es cuando se declara la insolvencia económica o patrimonial, que se tiene que hacer  a través de un proceso en Indecopi, situación que no es la de los operadores del Metropolitano, explicó.

A esta situación se suma, en opinión de Díaz, que hace dos años Invermet –que es el supervisor de los contratos de la MML–  contrató al especialista Luis Baba Nakao para que efectúe una auditoria sobre la solvencia de las empresa, en la que se específica que "no hay insolvencia", situación que se mantiene.

Sobre la falta de capital social exigido de US$ 3 millones como mínimo, que uno de los operadores no ha cumplido, dijo que este es un tema de carácter administrativo que no está sujeto a mandato imperativo dado que el contrato todavía no está vigente.  "El contrato empieza a regir desde que se termine las obras de infraestructura, situación que no ha ocurrido dado que faltan las obras del Cono Norte", subrayó.

Pese a ello, comentó que la empresa en falta ya hizo el aumento de capital requerido, la que está en pleno proceso de inscripción ante la Sunarp, con lo que se caería esta causal. "Esto se revertirá en los 45 días otorgados de plazo".

Respecto a la tercera infracción relacionada a no haber inscrito los buses en el patrimonio del fideicomiso, el empresario indicó que está es responsabilidad de Cofide. " Cofide tiene todos los buses en garantía por el préstamo otorgado por lo que son ellos los que tienen el hacer el cambio de la titularidad hacia la MML", puntualizó.

En esa línea, remarcó que en el plazo establecido –45 días hábiles– se subsanarán las observaciones planteadas a Protransporte para revertir el proceso de resolución de los contratos de los cuatro operadores del Metropolitano.  

Leer comentarios ( )