Ayer a las 6am un grupo de personas interrumpió los trabajos de limpieza que se vienen efectuando en el Km 206 del Oleoducto Ramal Norte. Sin embargo, Petroperú informó que tras varias horas de diálogo con los dirigentes y representantes de comunidades nativas de la cuenca del río Morona, estos suspendieron la medida de protesta, retirándose voluntariamente del campamento logístico de Cashacaño.

"De esta manera, reiniciaron sus labores los más de 500 trabajadores que laboran en la zona de la contingencia con total normalidad", señala un comunicado.

Asimismo, la empresa estatal aseguró que se ha convocado a los dirigentes y representantes de las comunidades nativas de la cuenca del río Morona a una reunión para el próximo 27 de abril, la cual se realizará en la localidad de Puerto Alegría, a fin de hacer seguimiento a los compromisos asumidos por las partes.

"Petroperú mantiene el diálogo con las comunidades nativas en aras de alcanzar acuerdos que permitan mejorar la calidad de vida de la población en sus áreas de influencia. Seguiremos esforzándonos por brindar a los pobladores locales acceso a las oportunidades de trabajo que generan nuestras actividades".