La compañía estimó que la cantidad de petróleo derramado tras la contingencia ocurrida en el kilómetro 213 del Oleoducto Norperuano, en el distrito de Barranca en la región Loreto, ha afectado a un total de 1.6 hectáreas.

"Se estima que la cantidad de petróleo contenido tras la contingencia es de 477 barriles, aunque el volumen exacto se conocerá cuando se concluya la recuperación del mismo; mientras que el área afectada se estima en 1.6 hectáreas. A la fecha se han recuperado 76 barriles de crudo", dijo en un comunicado.

Reiteró que la situación está bajo control y que el crudo se encuentra contenido en una escorrentía, sin haber llegado a ningún cuerpo de agua en la zona.

"Las empresas internacionales especializadas INMAC y Larsen Marine Oil Recovery (LAMOR), expertos mundiales en este tipo de contingencias, se encuentran apoyando las tareas de reparación, recuperación de crudo y remediación ambiental", anotó.

Asimismo, la empresa ha instalado barreras de contención, tanques provisionales (fast tank), bombas para recuperación de crudo y otros equipos especializados.

"Se encuentran trabajando en las tareas 150 personas y se construye un helipuerto para agilizar aún más los procesos", precisó.

Petroperú ratificó que la operación del oleoducto se encuentra suspendida desde el pasado 16 de febrero del presente año y que continúa la investigación sobre la causa del hecho.

Por otro lado, respecto a la contingencia ocurrida en el kilómetro 440 del oleoducto, la empresa informó que se han concluido satisfactoriamente las tareas de limpieza, estando en curso las actividades de cierre.

"Se han implementado las recomendaciones dispuestas por los organismos fiscalizadores y supervisores", dijo la petrolera estatal.

Con relación a la contingencia del kilómetro 206 del oleoducto, comunicamos que continúan las actividades de remediación.