En un contexto en el que en el Perú solo existían empresas extranjeras en el sector de hidrocarburos, además de la estatal Petroperú, hace 20 años, Pecsa −de capitales peruanos− tomó la determinación de iniciar operaciones.

"El desafío con el GLP fue muy grande. Sin embargo, el reto actual es mucho más motivador y en eso estamos empeñados", afirma Pedro Martínez, presidente del directorio.

En 1994, la empresa construía su primera planta de gas licuado de petróleo en Huachipa. A la fecha, cuenta con una gran cobertura a nivel costa, sierra y ceja de selva, llegando a un crecimiento de hasta 16%. Por otro lado, han incursionado también en el negocio de los lubricantes.

"En la primera mitad de este año, hemos tenido un crecimiento del 46%, aunque consideramos que es un nicho importante aún por explorar", menciona el ejecutivo, quien, además, comenta que Pecsa está analizando la posibilidad de construir una nueva planta en el centro y sur del país.

Filosofía viva.La empresa no ha desaprovechado la oportunidad de ampliar su portafolio de productos y, en este contexto, se propuso darle a sus tiendas de conveniencia una presentación distinta.

"Al día de hoy, las tiendas de conveniencia tienen un comportamiento diferente al que tiene el combustible líquido en islas. Hemos identificado a las tiendas como un negocio distinto, por eso hemos estado trabajando en una filosofía aparte para manejar este rubro", afirma Martínez.

La marca Viva fue creada hace algunos años como un piloto. A esta se le agregó una presentación externa e interna, incluso, con nuevos productos para generar un flujo distinto al tradicional. "La tienda ha respondido muy bien. Con el piloto, estamos armando cuatro tiendas más en Surco, San Borja y en la Panamericana Sur. De tal suerte que a la temporada que se inicia en diciembre de este año, el corredor tenga tiendas Viva en todas las estaciones de servicio de Pecsa", comenta el ejecutivo.

Según Pecsa, en términos de facturación, los combustibles se llevan la mayor parte; sin embargo, las tiendas tienen un mayor margen unitario. Tal ha sido la performance de Viva que ha continuado su crecimiento en lo que va del año, de enero a agosto, con un 5%, por encima de la tasa que está registrando el mercado.

"Estamos analizando la posibilidad de trabajar stand alone. Esperamos tener una buena respuesta de rentabilidad este año para comenzar a trabajar. Sin embargo, no es un tema que se pueda resolver de un día para otro. El proyecto no tomará menos de dos años, ya que existe la necesidad de unificar procesos", finaliza el ejecutivo, quien considera que la empresa ha tenido varios aciertos al atender al sector retail.

TAGS RELACIONADOS