Módulos Temas Día

Pacto Yankees-Amazon, una lección para Hollywood

Amazon es parte de un consorcio que incluye a Sinclair Broadcast Group Inc. y la oficina familiar del multimillonario Michael Dell que respalda el esfuerzo de los Yankees para comprar YES Network, el canal de televisión que transmite los partidos del equipo de la Major League Baseball.

Amazon

Amazon

Si bien el interés de Amazon en la red es una buena noticia para las ligas y franquicias deportivas, la oferta del grupo licitador es mucho menor de lo que se esperaba.

Muchas compañías de medios están suplicando a los dioses de las fusiones y adquisiciones para recibir ofertas de compra de Amazon.com Inc. u otros gigantes de su tipo. Desafortunadamente para ellos, el acuerdo de Amazon con los Yankees de Nueva York para adquirir YES Network revela que ahora la industria es categóricamente un mercado de compradores.

Amazon es parte de un consorcio que incluye a Sinclair Broadcast Group Inc. y la oficina familiar del multimillonario Michael Dell que respalda el esfuerzo de los Yankees para comprar YES Network, el canal de televisión que transmite los partidos del equipo de la Major League Baseball, informó Bloomberg News, citando a personas familiarizadas con el asunto.

La posible adquisición, valuaría YES Network en US$ 3,500 millones. Es el más costoso de los 22 canales de deportes regionales de Walt Disney Co. que los reguladores ordenaron vender como parte de su fusión de US$ 85,000 millones con 21st Century Fox Inc.

Si bien el interés de Amazon en la red es una buena noticia para las ligas y franquicias deportivas, la oferta del grupo licitador es mucho menor de lo que se esperaba. Es una decepción no solo para Disney, sino también para otras compañías de medios que buscan una salida, ya que cada vez es más difícil competir en la nueva era del streaming.

De acuerdo con las estimaciones de Ebitda de los analistas para YES Network, la oferta del grupo valoraría la red entre 7.4 veces y aproximadamente 9 veces el Ebitda.

De cualquier manera, la cifra es baja. Disney pagó 15 veces el Ebitda por las redes de deportes regionales de Fox, según Geetha Ranganathan, analista de Bloomberg Intelligence. Los términos del acuerdo de YES Network son una posible señal de que las deserciones de los suscriptores de cable se acelerarán y de que hay más vendedores ansiosos que compradores de activos de medios tradicionales.

Por supuesto, Disney está en una posición negociadora desafortunada al ser un vendedor forzado. Pero en términos generales, las valoraciones de las fusiones y adquisiciones en Estados Unidos también se han reducido drásticamente en los últimos meses desde los máximos históricos, ya que un frenesí de acuerdos de cinco años ha comenzado a enfriarse (y algunos compradores han comenzado a sentir los dolorosos efectos de su pago excesivo): El acuerdo de YES Network es una lección para Hollywood.

Los estudios cinematográficos como Sony Pictures Entertainment de Sony Corp. y Lions Gate Entertainment Corp., así como operadores de redes de televisión como Discovery Inc. y CBS Corp., pueden tener dificultades para mantener su valor a medida que rivales más grandes como Disney acaparen empresas de tecnología para que se unan a la competencia con sus propios servicios de streaming de video en la web.

Apple Inc. presentará su versión de Netflix a finales de este mes, en tanto Amazon parece ver el entretenimiento de video como una forma de elevar las suscripciones de su servicio Prime.

Los del montón en la industria de los medios probablemente buscarán capitalizar la mayor demanda de contenido antes de ser aplastados en su propio juego. Pero a diferencia del negocio de crear películas, la programación deportiva es el recurso excepcional que los gigantes de la tecnología no pueden replicar internamente.

A menos que Amazon quiera fundar su propia liga, así como el titán de la lucha libre Vince McMahon intenta revivir la XFL, las adquisiciones como YES Network son su mejor opción. Es mucho más difícil defender una empresa de medios completa.

Hasta ahora, Netflix Inc. y Amazon han optado por comprar cierto contenido de los estudios y buscar acuerdos directamente con talentos de Hollywood en lugar de derrochar en grandes adquisiciones corporativas. El año pasado, Netflix contrató a Ryan Murphy, creador de "American Horror Story" y "Glee".

Mi colega Shira Ovide escribió en ese momento que el acuerdo ofrece un mejor proyecto para los pares de Netflix que una fusión o adquisición: "Apple podría contratar a 70 posibles Ryan Murphys por un costo menor que el de la compra de CBS ". En particular, los valores de mercado de CBS, Lions Gate y Sony se han reducido desde entonces.

Eso no quiere decir que los inversionistas de los medios no se despertarán un día con una adquisición gigante de Amazon o Apple o de cualquier otro. Es difícil predecir cuándo sucederá eso y cuál compañía será la elegida. Basta recordar que la adquisición de Whole Foods por parte de Amazon por US$ 13,600 millones en el 2017 fue toda una sorpresa.

Se dijo que George Steinbrenner, difunto propietario de los Yankees de Nueva York, comparó ser dueño del equipo con ser el propietario de la Mona Lisa: "No se vende". Eso aún puede ser cierto para el equipo, pero su YES Network ciertamente no consiguió un precio como el de la Mona Lisa.

Por Tara Lachapelle

Leer comentarios ( )