El modelo de LG ha causado sensación en Corea del Sur. Gracias a sus técnicas de venta, la compañía logró vender medio millón de unidades en solo 40 días, es decir, desde que su último buque insignia saliera al mercado.

El dispositivo con sistema operativo (4.1) tiene una pantalla Full HD de 5,5 pulgadas y cuenta con una destacable resolución de 2 millones de píxeles, superando así a la mayoría de teléfonos móviles con pantalla HD.

Dado a que este modelo posee grabación dual, el usuario tiene la posibilidad de utilizar la cámara frontal (2,4 megapíxeles) y trasera (13 megapíxeles) al mismo tiempo. Las fotografías y los videos pueden ser captados en ultra alta definición.

Por su parte, el "Virtual Reality Panorama" permite tomar imágenes panorámicas, de 360 grados ya sea de manera horizontal o vertical.

Estas características hacen del Optimus G un terminal de gama alta con un precio a la altura de sus especificaciones. Solo durante el primer día de que saliera al mercado, se vendieron 100 mil unidades.

Una de las técnicas de venta llevada a cabo por la parece haber surtido efecto. Se trata de los 30 días de prueba ofrecidos a los clientes con la finalidad de que puedan adaptarse a las dimensiones del terminal.

Según informó ABC.es, la estrategia de LG es incrementar estas acciones de comunicación tanto dentro como fuera de sus fronteras para así alcanzar altos niveles de ventas. Sin embargo, aún se desconoce la fecha exacta en que el nuevo Optimus G Pro se comercializará fuera de Corea del Sur.