(Bloomberg) Las próximas inauguraciones de grandes locales de Omega tendrán lugar en Nueva York, San Francisco y China, anunció el viernes Urquhart en una entrevista. EE.UU. y la gran China son los mercados más grandes de Omega, una de las 18 marcas fabricadas por Swatch Group AG, el mayor fabricante de relojes suizo.

"La marca Omega se vende demasiado poco en los EE.UU.", dijo Urquhart en Baselworld, la feria de relojería y joyería más importante del mundo. "China es un mercado que ya emergió, un mercado consagrado, que está entrando en una etapa de consolidación".

Omega espera un "buen desempeño" en los EE.UU. este año después de aumentar las inversiones allí en los últimos cinco años, agregó el ejecutivo. Esto podría contribuir a compensar la caída de la demanda en Hong Kong, el principal mercado donde los consumidores chinos ricos compran relojes y destino de casi un quinto de las exportaciones de relojes suizos.

Los envíos de la industria a la ciudad se redujeron 22% en febrero, la baja más pronunciada en dos años debido a la desaceleración de la economía china y a las políticas del gobierno para limitar el gasto extravagante y los regalos indebidos. Sin embargo, Urquhart dijo que Omega tiene un potencial de crecimiento "muy fuerte" en China.

Segundo lugarOmega vendió el 18% de los relojes suizos de 8.000 francos (US$8.100) o más en 2013 y sólo fue superada por Rolex, cuya cuota de mercado era del 20%, calculó René Weber, analista de Bank Vontobel AG. La marca probablemente haya tenido ventas de aproximadamente 2.260 millones de francos (US$2.300 millones) en ese año, añadió. Omega no accedió a revelar sus ingresos. Treinta y dos de los 350 locales de la marca se encuentran en los EE.UU.

Omega no agregará ninguna función inteligente a sus relojes este año, pero está estudiando la manera de integrar aplicaciones en el futuro.

"La lógica sería algo como el e-Strap de Montblanc para un reloj especial, no para toda la colección", señaló Urquhart. "Aplicaciones inteligentes relacionadas con los Juegos Olímpicos también podrían ser una opción, como por ejemplo funciones de pago".

Por ahora, Omega está trabajando en agregar gradualmente tecnología antimagnética a toda su colección porque dice que los campos magnéticos pueden hacer que un reloj no dé la hora con precisión. Una encuesta llevada a cabo en Japón hace tres años mostró que el 58% de todos los relojes que llegaban al centro de reparaciones de Omega necesitaban ser desmagnetizados, dijo Urquhart.

"Diría que, en el caso de cualquiera que hoy viva en un entorno suburbano, tenga computadoras a su alrededor, conduzca autos y cocine, alrededor del 50% de todos los relojes mecánicos se ven afectados por el magnetismo", explicó Urquhart.

TAGS RELACIONADOS