La empresa española informó hoy que inició los trabajos de asfaltado de la carretera Andahuaylas-Pampachiri-Negromayo, en el tramo denominado Andahuaylas-Huancabamba.

Mediante un comunicado, la empresa indicó que la mejora de esta vía, de 20.4 kilómetros de largo, es una importante noticia para los pobladores de una de las principales ciudades de Apurímac, pues era una obra que "se esperaba desde hace mucho tiempo".

La obra permitirá mejorar la conexión con diversos centros poblados, así como reducir el tiempo de viaje entre el aeropuerto de Huancabamba y la ciudad de Andahuaylas, que actualmente se realiza en 30 minutos, reduciéndose de 15 a 20 minutos una vez culminadas las obras.

Según OHL, la inversión estimada para la obra es de S/. 120 millones aproximadamente.

La vía se inicia en los límites de la zona urbana de la ciudad de Andahuaylas y finaliza, después de pasar por el aeropuerto y atravesar la zona urbana de Huancabamba, en las afueras del poblado.

En su trayecto, la nueva carretera atravesará los poblados de Rumi Rumi, Huayhuaca, Patacocha Alta y Huinchos, importantes centros de producción agrícola y ganadera.

La nueva vía permitirá a los agricultores de la zona movilizar sus productos, maquinarias y equipos de manera rápida y segura. Los vehículos livianos y camiones de carga podrán desplazarse sin problemas desde o hacia el aeropuerto, así como desde cualquier centro poblado de los alrededores.

Mientras dure el período de construcción, las poblaciones aledañas verán un crecimiento económico importante, debido a la cantidad de personas que trabajarán en la construcción de la carretera.

Toda la mano de obra no calificada será contratada entre los pobladores de las comunidades de la zona, compromiso que es parte de las políticas empresariales del Grupo OHL y que se cumple en diversos lugares del mundo donde desarrollan sus actividades.

"La rehabilitación de la carretera Andahuaylas-Huancabamba generará un estimado de 1,000 puestos de trabajo directos durante el período de duración de la obra", dijo la compañía.

Adicionalmente, manifestó que como ocurre en este tipo de obras, se generarán unos 2,000 trabajos indirectos entre los pobladores de las comunidades aledañas.

El plazo contractual de esta obra es de 12 meses, período que incluye la realización de todas las obras y su entrega al Estado.

OHL Construcción refirió que está organizando de manera eficiente toda su logística, con el objeto de reducir el tiempo de ejecución, de tal manera que la población cuente con la vía asfaltada cuanto antes.

El tramo Andahuaylas-Huancabamba es la tercera carretera que OHL ejecuta en los últimos cinco años para el Estado peruano, a través del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), en el departamento de Apurímac.