Un equipo de supervisores del se encuentra en la zona del , ocurrido el último viernes 24 de junio, en el kilómetro 213+320 del Oleoducto Norperuano en el distrito de Barranca, provincia del Datem del Marañón, departamento de .

La entidad estatal reportó que, como resultado de las acciones de supervisión, se ha verificado indicios de que habría bombeado hidrocarburo a través del oleoducto.

La falla, alegó la entidad, se produjo en una parte del ducto ubicado a una profundidad de 2.2 metros aproximadamente en terreno seco y arcilloso.

Asimismo, estimó de manera preliminar, que el volumen derramado habría ascendido a aproximadamente 600 barriles de hidrocarburos y que el área total afectada sería cerca de 16,000 metros cuadrados.

Así al 26 de junio, se habrían recuperado aproximadamente 6.5 barriles de hidrocarburo derramado en la zona, producto de las acciones de limpieza efectuadas por .

En un primer recorrido de 1.5 kilómetros de la quebrada Caraña Caño efectuado por el equipo del , la entidad sostiene que se verificó visualmente presencia de hidrocarburo en el componente suelo y trazas e iridiscencia en el recurso hídrico de la referida quebrada.

A la par se tomaron muestras de suelo y agua para el análisis de laboratorio correspondiente.

Además, se verificó que habría activado su Plan de Contingencia realizando trabajos de limpieza y remediación en la zona afectada, colocando barreras de contención y paños absorbentes.

Luego de esta acciones, el ratificó que permanecerá en la zona con la finalidad de supervisar que se adopten las medidas correspondientes y las acciones establecidas en el Plan de Contingencia de la empresa hasta que se culmine la remediación ambiental de las zonas afectadas.

Sobre el derrame de petróleo de enero

Respecto a los derrames de petróleo ocurridos el 25 de enero en Imaza (Amazonas) y el 3 de febrero en Morona (Loreto), el OEFA ordenó a , como medida preventiva, el mantenimiento efectivo, inmediato e integral respecto de aquellas secciones del ducto que no han sufrido un deterioro severo o significativo y el reemplazo respecto de aquellas secciones que han sufrido un deterioro severo o significativo.

También ordenó como medida cautelar, que ejecute de manera inmediata las acciones de limpieza y rehabilitación ambiental en las zonas afectadas por los derrames ocurridos.

En esa línea, señala que continuará informando sobre las acciones referidas a los derrames de petróleo ocurridos.