La comunidad campesina de (Lima) denunció que sus tierras fueron afectadas y ya no pueden cultivarlas por la construcción de una a cargo de la empresa Cheves. Según indicó la comunidad, las detonaciones que se realizaron para la edificación de dos túneles provocaron grietas, lo que dificulta el riego de sus cultivos, informó "Cuarto Poder" .

Ante la denuncia, Delia Morales, directora de Supervisión del , señaló que iniciarán una supervisión, a fin de detectar si el daño a las tierras obedece a los trabajos efectuados por la empresa, así como por qué en el Estudio de Impacto Ambiental () no se contemplaron los riesgos.

Cheves, que invertirá US$ 505.81 millones en el proyecto que generará 168 MW, sostiene que lo importante es lo que dice el informe del con base en los estudios que realizó en mayo y diciembre del 2013.

Estos indican que las filtraciones del agua del subsuelo y las malas técnica de riesgo serían las causas de las grietas. Además, señala que la zona es susceptible de deslizamientos.

Alicia Abanto, adjunta para el Medio Ambiente de la , sostiene que el Ingemmet no puede responder con dichos estudios la interrogante clave: Si es que las grietas existían antes de que llegara el proyecto.Al respecto, explicó que dicha repuesta debiera estar en el estudio de impacto ambiental del proyecto de la hidroeléctrica .

OTROSÍ DIGO

Milagros Paredes, gerente de Asuntos Corporativos de la empresa Cheves, señaló que se usaron detonaciones dentro del marco del procedimiento de construcción.

Fernando Castillo, director de la oficina de Gestión Social del MEM, indicó que el Estado ha asumido que hay cosas por mejorar. Denunció supuestos intereses políticos en las denuncias contra la empresa.