El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental () informó hoy que ha iniciado un procedimiento administrativo sancionador a la empresa por el derrame de crudo ocurrido el 30 de junio del 2014 en el Tramo I del Oleoducto Norperuano, cerca al cruce con el río Cuninico, en el distrito de Urarinas, provincia y región de Loreto.

Indicó que entre las posibles infracciones se encontrarían el derrame de crudo, cuya multa podría llegar hasta 10,000 UIT, que equivalen a S/. 38 millones.

Además la petrolera estatal habría incurrido en dos presuntos incumplimientos del instrumento de gestión ambiental, uno por la falta de mantenimiento del , cuya multa podría llegar a 15,000 UIT (S/. 57 millones), y dos porque no se habría detectado y, por ende, controlado a tiempo el derrame ocurrido, cuya multa también podría llegar a 15,000 UIT.

Debido a que existen indicios de que las infracciones investigadas habrían generado un daño real y muy grave a la vida y la salud de las personas por influjo ambiental, el procedimiento se tramitará prescindiendo de las reglas para los procedimientos excepcionales establecidos en la Ley N° 30230.

"Es decir, de determinarse responsabilidad administrativa se impondría una multa sin la reducción del 50% y, a la vez, se dictaría una medida correctiva", anotó el OEFA.

Cabe precisar que, en el marco de las investigaciones por afectación al ambiente, el OEFA ha enviado un cuarto equipo interdisciplinario (biólogos, ingenieros forestales y sociólogos) a la zona del derrame para efectuar pruebas complementarias de afectación a la flora y fauna, con la finalidad de obtener información más detallada de la magnitud del impacto."