(Bloomberg).- Las medidas que adoptó PepsiCo Inc. esta semana enmascaran una dura realidad para el sector: la venta de refrescos va a la baja sin importar cómo la endulcen.

El lunes Pepsi anunció que traería de vuelta la Diet Pepsi con aspartame. Eso vino después de que la compañía la reemplazó en agosto del 2015 por una versión endulzada con sucralosa. En total, la empresa estará vendiendo 3 bebidas dietéticas bajo la marca Pepsi -- una endulzada con sucralosa y dos con aspartame.

La Administración de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria dijeron que el aspartame es seguro, y la American Cancer Society dijo que son infundadas las preocupaciones acerca de un incremento del riesgo de cáncer. No obstante, el rumor persiste, y la presión de los consumidores por ingredientes naturales no ayuda.

Al mismo tiempo, la sucralosa simplemente no les sabe bien a muchos de los consumidores de Diet Pepsi.

Este cambio fue inevitablemente un reminiscente de la filtración de 1980 de la nueva receta de Coca Cola, pero con una importante diferencia. Lo que Pepsi hizo con la formulación de sus productos sin azúcar no afectó tanto. El consumo de refresco por persona en Estados Unidos en el 2015 cayó a su mínimo de 30 años según Beverage Digest. Y los números para el 2016 no se ven mucho mejores.

[ LEA TAMBIÉN: ]

"Todos deberían de haber aprendido del fiasco de Coke Classic en el que si haces un cambio en la formulación de tu producto, no debes decirle a nadie nada al respecto", dijo Marion Nestle, una profesora de nutrición en la Universidad de Nueva York y autora de "Soda Politics: Taking on Big Soda (and Winning)".

El volumen de ventas de Diet Pepsi disminuyó 5.8% en el 2015 y cayó aproximadamente un 11% al menudeo durante el primer trimestre del 2016, según información de Beverage Digest, que fue el primero en reportar los cambios en el producto. Las ventas de Diet Coke, que es endulzada con aspartame, cayeron 5.6% al menudeo en el primer trimestre de 2016.

"La versión sin aspartame fue esencialmente un desastre para Diet Pepsi", dijo Ali Dibadj, un analista de Sanford C. Bernstein & Co. "Perdieron acción, perdieron volumen y puede que hayan perdido algunos consumidores. El regreso del aspartame es un intento por volver al camino de las dietas, pero será algo difícil de hacer".

La Diet Pepsi endulzada con sucralosa continuará a la venta como la "principal oferta de refresco dietético" de la compañía con sede en Nueva York. Se venderá junto a la Diet Pepsi Clásica, dijo PepsiCo el lunes. Y Pepsi Max -- la segunda opción creada para competir con la primera en ventas Coca-Cola Zero de Coke -- será llamada Pepsi Zero Sugar en Estados Unidos. Esta también contiene aspartame.

Pepsi y Coke están atrapados en medio de preocupaciones de salud irreconciliables. Con el enorme problema de obesidad que hay en Estados Unidos, la gente está rechazando las bebidas con azúcar adicionada. Pero la tendencia hacia lo saludable no incluye bebidas dietéticas, los consumidores actuales quieren productos naturales, no endulzantes artificiales.

Y el perfecto sustituto natural cero-calorías -- libre de cualquier sabor desagradable-- no ha sido inventado."Cuando se refiere a salud --y particularmente a la pérdida de peso-- las bebidas dietéticas son mejores que las azucaradas, dijo Yoni Freedhoff, un médico familiar y especialista en obesidad."¿Cuánto más extraordinario sería si pudiéramos evitar endulzantes y ser saludables?", agregó Freedhoff. "Eso sería maravilloso".

TAGS RELACIONADOS