Londres (Reuters).- La cadena británica de supermercados Tesco podría recortar hasta 10.000 empleos como parte de sus esfuerzos para frenar una caída de sus ganancias, publicó el diario The Sunday Telegraph.

El periódico dijo que se recortarían hasta 6,000 puestos de trabajo en las oficinas centrales de la compañía y en tiendas que espera cerrar. El resto será consecuencia de cambios en la manera en que gestiona sus supermercados, incluyendo la eliminación de puestos de gerencia.

[ Lea también ]

Un portavoz de Tesco no quiso hacer comentarios.

El presidente ejecutivo, Dave Lewis, ha comenzado a recortar costos, con el anuncio a fines de enero de que hasta 2000 personas podrían perder sus empleos por el cierre de 43 supermercados. Además está consiguiendo ahorros a través de una consolidación de sus oficinas centrales.

Tesco volvió recientemente a un crecimiento de las ventas, por primera vez desde enero de 2014, lo que sugiere que Lewis está consiguiendo frutos de sus planes para restaurar la imagen de la compañía dañada por una guerra de precios.

La cadena de televisión Sky News reportó además el domingo que la empresa se acercó a Archie Norman, un expresidente ejecutivo de su rival Asda, para reemplazar a Richard Broadbent como presidente del directorio de Tesco.