"El precio que tenemos para la OPA es la mejor oferta que podemos hacer y punto". Las palabras son del CFO de El Puerto de Liverpool, el mexicano Enrique Güijosa, quien es el primer alto ejecutivo del grupo que se refiere a la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) que lanzará el gigante azteca para entrar a la propiedad de Ripley.

Luego de más de un año de conversaciones, miles de millas acumuladas en avión entre Ciudad de México y Santiago, y un mes y medio de due diligence, el gerente general corporativo de Ripley, Lázaro Calderón Volochinsky, fue quien firmó el acuerdo para asociarse con la empresa mexicana.

Fue en las oficinas de sus abogados, Cariola, Diez, Perez Cotapos. Por la empresa azteca–ligada al magnate mexicano Maximino Michel González– pusieron su rúbrica Güijosa y Santiago De Abiega, ambos miembros del Comité de Operaciones del grupo azteca. Güijosa conoce de cerca Chile. Entre setiembre de 1997 y enero de 1999 fue gerente de finanzas de Procter & Gamble Chile.

"Estamos bastante contentos y satisfechos con el anuncio que hicimos para entrar a Ripley", dijo el ejecutivo a Diario Financiero. De manera escueta, destacó el progreso que evidencia Chile. "Está nada que ver a como era antes. Se nota el progreso; da envidia", sostuvo.

[ LEA TAMBIÉN: ]

Pero el plan de los aztecas, más que poner sus fichas en el mercado chileno es crecer a nivel regional. Potenciar Ripley y usar a la multitienda como su vehículo para crecer en América Latina.

De resultar exitosa la OPA que los mexicanos lanzarán por Ripley (se está a la espera de la autorización de la Súper de Bancos), el cronograma considera que en seis meses más se definirá un detallado plan de expansión. Por lo pronto, el objetivo es potenciar con fuerza las operaciones de Ripley en Perú más que en Chile, pues este último mercado ya está consolidado. Luego se analizará recalar en más países de la región, y no se descarta volver a Colombia, nación que Ripley dejó hace unos meses tras magros resultados.

Según el acuerdo firmado, los mexicanos lanzarán una OPA por el 100% de Ripley. Los Calderón Volochinsky hijos de Alberto Calderón Crispín, quien fundó la empresa junto a su hermano Maxo no venderán sus acciones y mantendrán el 53% de la propiedad. Hay una cláusula que les permite bajar al 50.2% de la propiedad en dos años y vender todas sus acciones en cinco años.

La OPA va dirigida a todos los otros accionistas de la multitienda, incluidas las hermanas Débora, Esther y Patricia Calderón Kohon.El objetivo de los mexicanos es tomar el 47% de la empresa chilena, pero declararán exitosa la OPA si logran el 25.5% de las acciones.

Las negociaciones entre los Calderón Volochinsky y Liverpool se profundizaron en noviembre cuando los chilenos tomaron la decisión de salir de Colombia. En ese momento, los mexicanos se pusieron en contacto, se reunieron con los controladores del retailer local, y aunque al final no hubo resultados positivos, mantuvieron las conversaciones.

[ LEA TAMBIÉN: ]

Esto por varias razones: la primera, que son familias que se conocen desde hace tiempo, de hecho, desde la generación anterior (con Max Michel Suberville y Maxo Calderón, ambos fallecidos en 2015), pero también jugó un rol importante que ambos clanes pertenecen a la colonia.

A los aztecas siempre les gustó el modelo de Ripley, que es bastante similar al de ellos: negocio financiero, retail y centros comerciales. Después del contacto del año pasado surgió la idea una asociación. Las conversaciones, que fueron lideradas por Lázaro y sus hermanos Michel y Andrés, partieron planteando el hecho de que si Ripley quería ser un jugador importante en la región, debía tener un socio con las espaldas para expandirse.

Conocedores de las negociaciones comentan que en un principio Liverpool había valorizado la compañía chilena en cerca de US$ 1,000 millones. Pero ahora, con esta nueva propuesta de OPA, Ripley, que opera en Chile y Perú, alcanza un valor de unos US$ 1,250 millones. La OPA será a un precio de 420 pesos chilenos por acción, lo que implica un premio de 25% respecto del cierre del día antes de anunciarse la oferta, que fue de 334.58 pesos por acción.

Ayer, en una comunicación a la SVS, Lázaro Calderón precisó que las partes se obligan a votar con idéntico interés y de la misma manera en las juntas de accionistas de la compañía. Además, establecieron un mecanismo de rotación y designación del presidente, y de designación conjunta del gerente general. Liverpool es uno de los candidatos para quedarse con la cadena mexicana de multitiendas Suburbia.

En este proceso también estaría participando Falabella, el archirrival de Ripley en Chile y Perú, y que recientemente anunció su arribo a México a través de su filial Sodimac en sociedad con la local Soriana.

Diario Financiero de ChileRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

TAGS RELACIONADOS