Reuters.- reportó ingresos globales más débiles de lo esperado durante noviembre en sus restaurantes establecidos, afectado por una fuerte caída de sus ventas comparables en .

La cadena de hamburguesas más grande del mundo dijo que las abiertos hace al menos 13 meses en todo el mundo subieron un 0.5% el mes pasado, incumpliendo la estimación promedio de analistas que anticipaba un alza del 0.6%, según la firma Consensus Metrix.

Las ventas comparables cayeron un 0.8% en Estados Unidos, muy alejado de un alza del 0.3% esperado en promedio por 14 analistas encuestados por Consensus Metrix.

La compañía dijo que la alta competencia y un tráfico relativamente débil de clientes afectó a las ventas en Estados Unidos, su segundo mayor mercado después de Europa.

McDonald's había señalado previamente que la debilidad continuaría en el cuarto trimestre, en medio de una fuerte competencia y una paralización del crecimiento económico global.

Analistas de Estados Unidos han dicho que la incorporación de nuevos ítems al menú, como cafés, bebidas, ensaladas y "wraps", han ralentizado el servicio de McDonald's y han perjudicado al negocio.

La firma también ha sido menos ágil que rivales como Co y Worldwide Inc en la oferta de promociones que capten la atención de los clientes.

Las ventas comparables en Europa subieron un 1.9%, superando el promedio de un 0.8% estimado por analistas, gracias a fuertes ventas en Gran Bretaña, Francia y Rusia.

Japón siguió siendo un lastre y las ventas comparables en la región Asia Pacífico, Oriente Medio y África cayeron un 2.3%.

Analistas habían estimado en promedio un declive de un 0.7% en esas regiones. Las ventas en Japón han sido débiles en los últimos siete meses.