La cadena de comida rápida anunció que comenzará a servir a los clientes en las mesas. El primero en gozar de este nuevo servicio será el local situado en el aeropuerto alemán de Frankfurt.

Sin embargo, aunque se disponga de un camarero con una tablet que vaya mesa por mesa atendiendo, todavía ofrecerán la posibilidad de hacer la cola en el mostrador o en el quiosco "easy order" para hacer el pedido, según Reuters.

McDonald's ha elegido Alemania como lugar de lanzamiento de esta nueva política dado que es uno de los mercados más maduros en Europa para la empresa. El 67% de la facturación de la compañía americana en Europa en 2013 de la empresa provino de Reino Unido, Francia, Rusia y Alemania.

Según informó el portal Marketing Directo, el jefe de desarrollo e innovación en los McDonald's alemanes, Thomas Brand, aseguró que se trata de algo "completamente nuevo" para la empresa. Y es que es momento de hacer algo ya que durante el cuarto trimestre del año las ventas de McDonald's en Europa cayeron un 1.1%.

TAGS RELACIONADOS