(Bloomberg) LVMH, controlada por el hombre más rico de Francia, Bernard Arnault, distribuirá la participación a sus accionistas e inversores institucionales, dejando al holding familiar Groupe Arnault, propiedad de Arnault, con un interés del 8.5%, según informó la con sede en París. LVMH posee actualmente alrededor del 23% de Hermès.

El presidente ejecutivo de Hermès, Axel Dumas, de 44 años, y Bernard Arnault, de 65, "expresaron su satisfacción respecto a que las relaciones entre los dos grupos, representantes del savoir-faire francés, ahora hayan sido restauradas", dijo LVMH en un comunicado.

Fin del asedioEste es "el fin del asedio," dijo Luca Solca, analista de Exane BNP Paribas, a través de un correo electrónico. La disminuye "el atractivo especulativo de Hermès que regresa a ser una empresa cotizada normalmente".

Con LVMH como inversionista, las acciones de Hermès subieron un 49% antes de las negociaciones del día en medio de especulaciones de que Arnault tenía previsto perseguir una toma de control de toda la compañía. Hermès es ampliamente considerado como la joya de la de bienes de lujo, debido a que su bolso Birkin de US$10,000 y las bufandas de lana de US$690 ayudan a comandar un margen operativo del 32% en comparación con el 21% de LVMH.

Los inversores de LVMH, incluidos Christian Dior, recibirán las acciones el 20 de diciembre. Christian Dior, el mayor accionista de LVMH, dará a su vez las acciones a sus propios inversionistas. , Groupe Arnault y Dior han acordado no comprar más acciones de Hermès por los próximos cinco años.

Solca dijo que espera que se reduzca la negociación múltiple de , "aunque una flotación libre también podría significar un mayor interés de los accionistas en el futuro".