Vanessa Ochoa Fattorinivochoa@diariogestion.com.pe

Será como volver a sus orígenes. Y es que de concretarse la venta de acciones de por parte de la familia Dyer a favor de luego que esta elevara su oferta que ahora llega a superar los US$ 800 millones el grupo local usaría el capital para reingresar al negocio del acero, en el cual comenzaron.

"Es difícil desprenderse de una empresa que hemos fundado, pero de vamos a a invertir en otros sectores, si salimos de uno entramos a otro (…) nos pueden ver en energía, bienes raíces o en otros negocios. Pero tenemos el proyecto de regresar al negocio de los fierros que son nuestros orígenes, pero a un nivel grande", dijo , presidente del grupo, tras su participación en el seminario "Claves para el éxito de las Empresas Familiares", organizado por y la Asociación de Empresas Familiares (AEF).

En esa línea, reiteró que no han definido aún donde apuntar, ya que la venta de sus acciones todavía no se ha concretado. "Pero nuestra preferencia es por el acero, comenzamos en la ferretería, pero también vemos energía. Aún no está nada dicho", dijo.

Consideró que de concretarse la venta no estarían perdiendo ya que Copeinca no es la empresa familiar, sino el holding, en el cual se inyectaría el capital.

En dos meses se defineSobre la operación que aún no se concreta, un plazo posible para definirla sería en dos meses, precisó Dyer.

Y en medio de todo este proceso, reveló que tras sostener una reunión privada con Cermaq, su socio noruego con quien juntos hacen el 51% de acciones de Copeinca, decidieron que si se da un precio justo saldrán a vender.En esa línea, dijo que no todos los accionistas de Copeinca están de acuerdo con la venta a CFGL.

Así, aún no todo está dicho. E incluso no se descarta la posibilidad de un tercer postor, lo que dejaría nuevamente de lado a la pesquera asiática, luego de más de cuatro meses de haber mostrado su interés.

"Podría haber un tercero, no lo afirmo y no hay una propuesta formal, pero hay grupos que están llamando a la empresa para averiguar y tienen toda la libertad de hacerlo. En estos dos meses todo es posible", aseveró Dyer.