Módulos Temas Día

Lark automatiza su planta de Lima y alista fábrica en Arequipa

Automatización elevará su producción desde el 2018 y permitirá lanzar nuevos formatos. Firma apunta a 40% del mercado. Nueva planta demandaría US$ 15 millones.

Lark automatiza su planta de Lima y alista fábrica en Arequipa

Lark automatiza su planta de Lima y alista fábrica en Arequipa

A la expectativa del repunte de la construcción, Ladrillos Lark invierte más de US$ 6 millones para completar la automatización de su planta de Lima. De esta manera, aumentará su producción mensual en 3,000 toneladas desde mayo del 2018.

Su gerente comercial, Alberto Chara, comentó que la iniciativa les permitirá atender un incremento de pedidos para los proyectos de reconstrucción, iniciativas privadas diversas y la reactivación de la autoconstrucción.

El proyecto, además, entregará productos de gama superior y nuevos formatos.Aunque el mercado afronta una menor demanda, Lark opera dicha planta al 100% para obtener volúmenes que le permitan compensar la reducción de precios y expandir su cobertura a ciudades intermedias y nuevas zonas.

Con esa estrategia y el incremento de producción espera aumentar su participación de 28% a 40% en julio o agosto del 2018, sostuvo.En la actualidad, la empresa también opera una planta en Lambayeque, con la que atiende al norte y el oriente.

Tercera fábricaSi bien Lark reforzará su distribución al centro y sur del país con la mayor producción en Lima, ello no anula la iniciativa de tener otra planta (Gestión 16.03.2016). Es más, ya decidió que esta se ubicará en Arequipa y ya cuenta con el terreno para construirla.

"El proyecto está planificado, los contratos de maquinarias están listos, la fuente de energía, la ingeniería, ya están definidos", comentó Chara, tras indicar que la iniciativa representaría una inversión inicial de US$ 15 millones (sin contar el terreno).Refirió que, en su primera etapa, la planta debería producir 500 toneladas de ladrillos al día. Y, en función a la demanda, podría ser ampliada para llegar a las 800 toneladas diarias.

De esa manera, Ladrillos Lark proyecta multiplicar sus ventas en Cusco, Juliaca, Puno y Arequipa, a donde actualmente también llega la producción boliviana aprovechando el menor suministro local en el sur peruano.

Por la actual coyuntura del sector construcción, la empresa prevé iniciar la instalación de esta nueva planta entre el 2018 y 2019.

"Terminando el proyecto de automatización nos embarcamos en la iniciativa de Arequipa", finalizó Chara.

Leer comentarios ( )