Módulos Temas Día

Juez de EE.UU. aprueba acuerdo de US$ 14,700 millones de Volkswagen con reguladores por emisiones

Los vehículos afectados emiten hasta 40 veces más que los niveles de polución permitidos. Volkswagen también puede reparar los autos si los reguladores aprueban que los enmiende.

(Foto: Reuters).

Reuters.- Un juez federal de Estados Unidos aprobó el martes un arreglo récord de US$ 14,700 millones entre Volkswagen AG y reguladores y propietarios de 475,000 automóviles diésel contaminantes, tras lo cual la automotriz alemana dijo que comenzaría a recomprar los vehículos en cuestión a mediados de noviembre.

Es uno de los acuerdos corporativos más grandes de cualquier tipo. La acción del juez distrital de San Francisco Charles Breyer marca el capítulo más reciente de un escándalo que ha afectado a VW desde que la firma admitió en septiembre del 2015 que usó un software en unidades diésel para manipular pruebas de emisiones y hacer que sus autos parecieran menos contaminantes.

Hinrich Woebcken, presidente y presidente ejecutivo de Volkswagen Group of America Inc, calificó a la aprobación final del acuerdo anunciado primero en junio "un hito importante en nuestro trayecto de hacer las cosas bien en Estados Unidos" y prometió cumplir los términos "lo más perfecto posible".

Volkswagen acordó gastar US$ 10,033 millones en recompra de autos y compensaciones a propietarios y destinar US$ 4,700 millones a programas para compensar el exceso de emisiones e impulsar infraestructura para crear automóviles no contaminantes, entre otros proyectos ligados al medio ambiente.

Los vehículos afectados emiten hasta 40 veces más que los niveles de polución permitidos. Volkswagen también puede reparar los autos si los reguladores aprueban que los enmiende.

Se trata del acuerdo civil más grande de la historia en todo el mundo para una automotriz por mala conducta y fraude a propietarios de vehículos.

En total, VW acordó hasta el momento gastar US$ 16,500 millones en relación con su escándalo de emisiones, incluidos pagos a operadores, estados y abogados de los propietarios. El escándalo complicó los negocios de la automotriz a nivel global, ya que dañó su reputación y provocó la salida de su presidente ejecutivo.

La segunda automotriz del mundo aún enfrenta miles de millones de dólares más en costos de otros 85,000 vehículos contaminantes y multas del Departamento de Justicia de Estados Unidos por violar leyes de protección ambiental. También afronta juicios de al menos 16 estados por cargos adicionales que podrían disparar los costos generales de la compañía.

Leer comentarios ( )