(Reuters).- prevé completar el plan que anunció previamente de eliminar 4,000 empleos de sus negocios al consumidor para fin de año, 12 meses antes de lo planeado, dijo un ejecutivo del banco.

Cada vez más, usa herramientas electrónicas, como depósitos para móviles, cuentas en la red y máquinas de cajero avanzadas, para manejar transacciones básicas de los consumidores y reducir la necesidad de empleos en sus 5,652 sucursales, dijo Gordon Smith, presidente ejecutivo de la unidad Chase Consumer & Community Banking de la compañía, que representa más o menos la mitad de los ingresos y las ganancias de JPMorgan.

Smith, que hablaba en una conferencia de inversores institucionales en Boston, dijo que la compañía también habrá recortado 11,000 puestos de trabajo de sus operaciones hipotecarias para fin de año, comparado a su plan de reducir el empleo por 13,000 a 15,000 para fin de 2014.

La unidad completa de Smith, que incluye sucursales, préstamos hipotecarios y tarjetas de crédito, empleaba a 156,000 personas a fin de septiembre.

JPMorgan, igual que otros bancos, está cada vez bajo más presión de inversores para que recorte sus gastos porque sus ingresos han caído debido a bajas, una demanda de préstamos débil y regulaciones más estrictas para cobros. La necesidad de personal hipotecario ha caído fuertemente con la reducción este año del refinanciamiento y con reestructuraciones de deudas que fracasaron cuando los precios inmobiliarios cayeron hace unos años.

Sin embargo, Smith prometió que la compañía continuará invirtiendo en actualizar sus sucursales y atraer más depósitos en anticipación de tiempos en que las tasas de interés suban y una estimule la toma de préstamos.

Los gastos operativos de la banca al consumidor, además de la hipotecaria, subirían este año en un 2.5%, por debajo de la meta de 3%, dijo Smith.