Reuters.- JPMorgan Chase & Co, el banco más grande de Estados Unidos, dijo que algunos de sus operadores podrían haber ocultado deliberadamente las pérdidas por operaciones con derivados de créditos, que ya suman 5,800 millones de dólares en lo que va del 2012, un dato que podría terminar en acusaciones criminales.

La Oficina de la Presidencia de Inversiones del banco hizo enormes apuestas, conocidas ahora como "las operaciones de la ballena de Londres", con deuda corporativa a través de productos derivados.

JPMorgan dijo que en el peor escenario esas operaciones implicarán pérdidas por otros 1,700 millones de dólares y que había erradicado el problema de la Presidencia de Inversiones, conocida como CIO en inglés.

Incluso considerando las enormes pérdidas, JPMorgan reportó el viernes una ganancia de cerca de 5,000 millones de dólares en términos generales en el segundo trimestre, gracias a un sólido desempeño en áreas como los créditos hipotecarios.

De las perdidas por las cuestionadas operaciones con derivados, 4,400 millones de dólares se registraron en el segundo trimestre.

Una persona familiarizada con el asunto dijo que una investigación criminal sobre JPMorgan se está enfocando en empleados en Londres.

"Veo pocas dudas de que alguien resulte acusado con cargos de fraude", dijo Bill Singer, abogado de Herskovits en Nueva York, que provee asesoría legal a firmas de la industria. Los cargos criminales también son posibles, añadió.

Se defiendeEl banco dijo que su Oficina de Presidencia de Inversiones ya no estaba haciendo apuestas con derivados de créditos y que otro grupo administrará las operaciones que quedaron pendientes.

Aunque el banco dijo que el problema fue un caso aislado, los operadores involucrados podrían perder entre 700 millones y 1,700 millones de dólares más, señaló el presidente ejecutivo de JPMorgan, Jamie Dimon, en una teleconferencia con inversionistas.

La CIO, que administra el riesgo general del banco e invierte los depósitos excedentes, ahora se enfocará en inversiones conservadoras.