acordó pagar US$ 410 millones al regulador de la energía de EE.UU., tras se acusado de manipular el precio de la energía en California y Michigan entre el 2010 y 2011, informó el New York Times.

Brian Marchiony, portavoz de JP Morgan aseguró que el acuerdo no tendrá un impacto material en sus ganancias.

El banco de inversión pagará una multa civil de US$ 285 millones para el Departamento del Tesoro y $ 125 millones en "ganancias injustas", dijo la comisión de energía. Además, deberá presentar informes anuales a la Comisión durante tres años detallando su negocio de la energía en el mercado norteamericano.

La multa se destinará a los contribuyentes de California y el Medio Oeste, donde las prácticas comerciales de JP Morgan hicieron subir los precios de la electricidad.

El banco ofrecía energía a un precio aparentemente atractivo a las autoridades estatales, como estrategia para aumentar la demanda y justificar un posterior alza de la cotización, que se trasladaba finalmente a los consumidores.