El trabajo de la (ONDS) de la PCM, bajo la jefatura de , fue destacada por la minera canadiense . Andrés Franco, vicepresidente de Desarrollo Corporativo de la firma, señaló que los inversionistas han notado un cambio en el manejo de conflictos sociales en el Perú.

En declaraciones a la Agencia Andina, dijo que los empresarios ahora se sienten acompañados por el Gobierno en su objetivo de conseguir la tan ansiada licencia social de la comunidad, sin que descuide su rol garante con la ciudadanía, para poder empezar a operar.

"Los inversionistas vemos ahora un matiz distinto en el manejo de , antes se notaba la ausencia del Estado, ahora no, la ONDS visita las comunidades, habla con la gente, nos ayuda a conseguir acuerdos", detalló.

El ejecutivo de Bear Creek señaló también que la presencia del Estado se da con funcionarios que efectivamente supervisan la relación de las comunidades con la empresa, con una actitud fiscalizadora y dialogante. "Entonces las comunidades empiezan a creer en el Estado y su rol de garante en su relación con las ", añadió.

ExperienciaFranco indicó que una prueba de este cambio lo ha experimentado su propia compañía, que ha logrado un acuerdo social con tres comunidades del , en la provincia de Carabaya (Puno). Tras un intenso conflicto social en el 2011 por el , lograron llevar adelante una inversión de US$ 600 millones en Corani para la explotación de una mina de plata.

Se trata de las comunidades de Corani, Aymaya y Sibiya, con quienes han firmado un acuerdo para el apoyo social en salud, educación e iniciativas empresariales, de S/. 4 millones anuales, y 92 millones de soles en 20 años.

Finalmente, el ejecutivo informó que Bear Creek viene apoyando el mejoramiento de la fibra de alpaca en esas localidades, con la intención de que en 10 años se pueda tener una fibra de calidad, que permita competir de igual a igual con otras fibras en los mercados internacionales.